Principales proyectos
  • Atlantis
  • DBF
  • Oh My God!
  • Fitur LGBT
  • Club de producto LGBT
  • Club de producto de lujo
  • IGLTA 2014

"Cada vez que veas un negocio con éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente."

Peter Drucker

NORMALIZACION GAY, IMPARABLE EN LA EMPRESA

Perder a un Gay –por no normalizar la empresa- es perder talento y clientes a cambio de no ganar nada.

Las actitudes respecto a los Gays han cambiado espectacularmente. El 86% de las empresas FORTUNE 500 han prohibido la discriminación por motivos de orientación sexual en 2011, por encima del 61% en 2002. 

Ha contribuido el poderoso “Lobby Gay” con la Campaña de Derechos Humanos (CDH). Es un grupo de presión estadounidense Gay que ayuda a tomar medidas políticas a la empresa hacia las minorías sexuales para variar en su "índice de igualdad" anual. 
De las 636 empresas que respondieron a su encuesta de este año, el 64% ofrecen los mismos beneficios médicos para parejas del mismo sexo como para los cónyuges heterosexuales. 
Un 30% obtuvo un fabuloso 100% en el índice de Normalización.

Los avances han tenido lugar en todo tipo de empresas.

El club de compañías 100% predecibles para implementar la integración –como asi ha sido- contiene un grupo de empresas basadas en el talento y en los equipos, como los bancos y consultorías.
Pero también este grupo de cabeza incluye a gigantes industriales como Alcoa, Dow Chemical, Ford, Owens Corning y Raytheon
Lord Browne, que fue Presidente de BP, y que dimitió después de que su vida sexual saltara a los titulares de la prensa en el 2007, dijo que siempre se mantuvo en el armario porque "era obvio para mí que era simplemente inaceptable poder ser gay en el negocio del petróleo". Hoy en día Chevron, uno de los más duros competidores de BP, tiene una calificación de 100% en el ranking de “normalización” para empleados Gays.
Las empresas están compitiendo entre sí para implementar las más imaginativas políticas gay-friendly. 
American Express tiene un grupo interno: "Pride Net”, con más de 1.000 miembros. 
Cisco ofrece a los trabajadores un bono de Gays para compensar una anomalía en el código tributario estadounidense en los lugares que no hay Matrimonio y equiparación de derechos.

Algunas compañías anuncian públicamente que  apoyan el matrimonio Gay.

A finales de enero de 2012 (hace quince días) Lloyd Blankfein, el jefe de Goldman Sachs, ha aceptado una invitación del Consejo de Derechos Humanos para convertirse en el primer portavoz corporativo de las grandes empresas que apoyan las  bodas gay y explicaran a la sociedad los beneficios que ello supondrá.

Siete grandes compañías, incluyendo Microsoft y Nike, han escrito al Congreso para apoyar la idea de tener portavoces que apoyen en Matrimonio Gay.

¿Por qué esta sucediendo todo esto y de forma tan rápida, por que estos avances sociales a nivel de las grandes empresas?

Los grupos de presión tales como el Comité de Derechos Humanos y Stonewall de Inglaterra puede tener parte de la culpa del avance.


Pero sobre todo sucedió y sucede porque el cambio de actitudes en la sociedad en general ha reducido el costo social de ser gay-friendly, y además conlleva ventajas para las empresas. 

Hace una generación, en el oeste de USA el normalizar un lugar de trabajo  con Gays podría haber alterado y crear problemas con el personal heterosexual. 

A día de hoy eso no sucede.

Si este trato no mejoraba hacia los  Gays estos es muy probable que se fueran a buscar empleo en otra parte y en empresas de la competencia que si les aceptan y donde si se sientan cómodos.

Dado que los Gays son el  10.5% de la población mundial, el fanatismo de no aceptar Gays haría a una empresa menos competitiva. (En teoría están rechazando el 10’5 del talento).

Según estudios el 47% de los Gays que han salido del armario confían en sus empleadores, en comparación con el 21% que todavía están en el armario. 

El 52% de los Gays en el armario se sienten estancados en sus carreras, en comparación con el 36% de los Gays que han declarado en su empresa ser Gays.

Esto tiene sentido. Es difícil dar lo mejor de uno mismo si se tiene que ocultar una parte importante de lo que eres.

Trabajadores hetero tienen en sus puestos de trabajo y  sus oficinas fotos de sus familias, esto que crea un ambiente agradable de trabajo, crea también “ansiedad” en el Gay oculto.
También dice al resto “No tengo esposa o novia no tengo hijos. 
Por favor, no  me preguntes por que no tengo fotos en mi escritorio”

Los Gays en el armario tienen más dificultades para socializar con colegas y compañeros y establecer redes informales de amistad profesional en su entrono.

Pierden energía inventando excusas. 
"Hay que ver todo lo que dices y cómo lo dice", dice un ejecutivo de armario. 
"Uno tiene que ser excelente en el juego de pronombre y el genero"

Ser empleado Gay puede atraer a  ese 10%  de clientes Gays también hacia la empresa que abierta y públicamente contrata personal Gay sin complejos, a diferencia de otras.

Witeck-Combs Communications, una consultora, estima que los estadounidenses Gays gastan $ 835 mil millones al año. 

En 2001, Merrill Lynch creo un equipo de banca privada que se centró exclusivamente en el mercado Gay, acercándose a los Gays sin fines de lucro y  centrándose en la realización de seminarios sobre planificación financiera para las parejas. A los cinco años, el grupo había conseguido más de $ 1.000 millones a su negocio.
Los Gays fuera del armario también se agrupan y generan un mayor negocio.

La revolución de NORMALIZACION está lejos de terminar, pero esta en marcha y es imparable.

Casi la mitad de los que respondieron a la encuesta del Centro de trabajo y la vida política están todavía en el armario. E incluso las empresas más progresistas del mundo occidental no pueden compensar la intolerancia en el resto del mundo. Es difícil llegar a la cima de una gran empresa sin trabajar una temporada en el extranjero. Pero la homosexualidad sigue siendo ilegal en 76 países-incluyendo esos centros de negocios vibrantes como Dubai y Singapur, y se castiga con la muerte en Arabia Saudí, Irán y partes de Nigeria.
Sin embargo, la revolución Gay en el lugar de trabajo –incluso en países cerrados- es notable. 
En la mayoría de los lugares, las empresas son más liberales que los gobiernos. 

En Estados Unidos, por ejemplo, el año pasado un soldado podía ser expulsado del ejército por ser gay, y 29 estados aún permiten la discriminación sobre la base de la preferencia sexual. Eso ya ha cambiado en el ejercito y en el resto de la sociedad lo esta haciendo con los estados que se suman al matrimonio Gay.

En los próximos años, la revolución y NORMALIZACION se acelerará, es un efecto multiplicador de progresión aritmética. 

Los trabajadores más jóvenes son mucho más objetivos y comprenden la homosexualidad mejor que sus padres. 
De hecho, muchos jóvenes heterosexuales se sienten incómodos trabajando para una empresa que no trata a los homosexuales decentemente. 

Las empresas que compiten para reclutar a los mejores talentos ya no pueden dejar de tener esto en cuenta.

Perder a un Gay –por no normalizar la empresa- es perder talento y clientes a cambio de no ganar nada.

Descargar

Descargar PDF

http://www.diversityconsulting.es/uploads/noticias/pdfs/PDF4f37c946102e8.pdf

Descargar

Archivo
Twitter
Facebook