Contra el odio

Aapi hate georgia

Los informes de las organizaciones internacionales y de la sociedad civil y las encuestas recientes señalan la persistencia de la intolerancia y el racismo contra los musulmanes en la UE, así como las formas estructurales de discriminación (por ejemplo, en el acceso al empleo o a la educación) dirigidas contra las personas, las mujeres en particular, de origen musulmán.

Publicada el 21 de septiembre de 2017, la encuesta Muslims – Selected findings specific focus de la encuesta más amplia EU-MIDIS II de la Agencia de los Derechos Fundamentales proporciona importantes datos a escala de la UE sobre la discriminación experimentada por las personas de origen musulmán en diferentes ámbitos de la vida (mercado laboral, educación, vivienda, salud y otros servicios), la victimización penal (incluidos los delitos de odio), las paradas policiales, la inclusión social y la participación en la sociedad. En conjunto, los resultados de la encuesta proporcionan datos clave para apoyar una amplia gama de medidas en los ámbitos de la integración y la no discriminación.

La UE tiene normas muy claras, en particular la Decisión Marco de 2008 relativa a la lucha contra determinadas formas de expresión del racismo y la xenofobia mediante el Derecho penal, que prohíbe la incitación pública a la violencia o al odio por motivos de raza, color, etnia y religión. Todos los Estados miembros de la UE tuvieron que incorporar estas normas a sus legislaciones penales nacionales. Esto significa que quienes predican el odio o llaman a la violencia, basándose en prejuicios antimusulmanes, pueden ser llevados ante la justicia por las autoridades nacionales.

LEER  ¿cómo inventar un cuento corto?

La postura de aaaj contra el odio

La organización se dedica a la divulgación y a la intervención en las comunidades para promover la comprensión, la curación, la reconciliación y la redención. En lugar de limitarnos a condenar las últimas erupciones de violencia inspirada en el odio, profundizamos en las causas profundas de la división, el miedo y el odio. Y abogamos por políticas que creen una mayor seguridad económica, que promuevan la tolerancia religiosa, que celebren las diferencias y que honren la herencia estadounidense de apertura a los extranjeros.

Los esfuerzos de Somos Muchos-Unidos contra el Odio están siendo reconocidos a nivel nacional. En mayo de 2019, el director nacional del FBI concedió a Masood el Premio al Liderazgo Comunitario de la agencia. El Southern Poverty Law Center también saludó el trabajo de Masood con un Certificado de Apreciación por sus contribuciones a la lucha continua contra el odio y la intolerancia en Estados Unidos. Su nombre se añadió al Muro de la Tolerancia de Montgomery (Alabama) para servir de inspiración a todos aquellos que decidan adoptar una postura contra el odio.

Lo que hace único y especial a Somos Muchos-Unidos contra el Odio es su compromiso con la comunidad, incluso con el asesoramiento y la tutoría individual para ayudar a las personas a superar los prejuicios y ver nuestra humanidad común. Se trata de superar el odio… un acto de decencia común cada vez.

La lucha contra el sentido

Al llegar al final del año académico, nuestra nación vuelve a enfrentarse a inquietantes actos de odio y prejuicio, el último de los cuales es un alarmante aumento nacional de los delitos de odio antisemita, incluidos varios informes de incidentes de prejuicio en nuestro campus de Ítaca, en medio de las continuas tensiones en Oriente Medio.

LEER  ¿cómo se llama el sobrino de la veneno?

Nos hemos mantenido unidos como comunidad académica en solidaridad contra el acoso y los actos de odio, ya sean motivados por la religión, la raza, la etnia, el origen nacional, el género u otras identidades, y seguiremos haciéndolo hasta que cada uno de nosotros pueda vivir una vida basada en el respeto mutuo y libre de miedo.

Aunque la situación en Oriente Medio es compleja, hay espacio -de hecho, es necesario- para un discurso y un debate rigurosos, sin invectivas ni ataques personales. Como hemos hecho durante todo el año, debemos seguir guiándonos por los ideales contenidos en nuestros valores fundamentales.

Historias sobre el odio

La Ley Constitucional Contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia, también conocida simplemente como Ley Contra el Odio, es una ley aprobada por unanimidad por la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela[1] y publicada en la Gaceta Oficial 41.274 el 8 de noviembre de 2017.

El proyecto de ley fue presentado a la Asamblea el 10 de agosto de 2017 por el presidente Nicolás Maduro, al decir que «ha llegado la hora de, a través de un gran proceso político de concientización, castigar los delitos de odio y la intolerancia en todas las formas de expresión»; la discusión del proyecto comenzó el 4 de septiembre[2] La ley establece penas que pueden incluir 20 años de cárcel, cierre de medios de comunicación y multas a empresas y medios electrónicos[3].

La ley es controvertida y ha sido criticada en Venezuela. Sus detractores afirman que está diseñada para oprimir la disidencia política criminalizándola, estableciendo restricciones a la libertad personal y promoviendo tanto la censura como la autocensura. También se ha señalado la falta de facultades de la Asamblea Constituyente para legislar, y la Asamblea Nacional de Venezuela la declaró nula «en rechazo al instrumento generador de odio e intolerancia promovido por Nicolás Maduro y la fraudulenta [Asamblea Nacional] Constituyente», afirmando que la ley viola los artículos 49, 51, 57, 58, 62, 68 y 202 de la Constitución[4].

LEER  ¿dónde se refleja la diversidad cultural?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos