¿cuáles son los factores que generan la violencia?

Ejemplos de factores de protección

Existe una gran preocupación por la incidencia del comportamiento violento entre los niños y adolescentes. Los padres, los profesores y otros adultos deben comprender cuidadosamente esta compleja y preocupante cuestión.

Niños tan jóvenes como los de preescolar pueden mostrar un comportamiento violento. Los padres y otros adultos que presencian el comportamiento pueden estar preocupados, sin embargo, a menudo esperan que al niño pequeño «se le pase». El comportamiento violento de un niño de cualquier edad debe tomarse siempre en serio. No debe descartarse rápidamente como «¡sólo es una fase por la que están pasando!».

El comportamiento violento en niños y adolescentes puede incluir una amplia gama de comportamientos: rabietas explosivas, agresiones físicas, peleas, amenazas o intentos de herir a otros (incluyendo pensamientos de querer matar a otros), uso de armas, crueldad hacia los animales, provocar incendios, destrucción intencional de la propiedad y vandalismo.

Siempre que un padre u otro adulto esté preocupado, debe organizar inmediatamente una evaluación exhaustiva por parte de un profesional de la salud mental cualificado. Un tratamiento temprano por parte de un profesional puede ayudar a menudo. Los objetivos del tratamiento suelen centrarse en ayudar al niño a: aprender a controlar su ira; expresar la ira y las frustraciones de forma adecuada; ser responsable de sus actos; y aceptar las consecuencias. Además, deben abordarse los conflictos familiares, los problemas escolares y los problemas de la comunidad.

LEER  ¿qué cosas hacen las niñas?

Ejemplos de factores de riesgo

Existe una gran preocupación por la incidencia del comportamiento violento entre los niños y adolescentes. Los padres, los profesores y otros adultos deben comprender cuidadosamente esta compleja y preocupante cuestión.

Niños tan jóvenes como los de preescolar pueden mostrar un comportamiento violento. Los padres y otros adultos que presencian el comportamiento pueden estar preocupados, sin embargo, a menudo esperan que al niño pequeño «se le pase». El comportamiento violento de un niño de cualquier edad debe tomarse siempre en serio. No debe descartarse rápidamente como «¡sólo es una fase por la que están pasando!».

El comportamiento violento en niños y adolescentes puede incluir una amplia gama de comportamientos: rabietas explosivas, agresiones físicas, peleas, amenazas o intentos de herir a otros (incluyendo pensamientos de querer matar a otros), uso de armas, crueldad hacia los animales, provocar incendios, destrucción intencional de la propiedad y vandalismo.

Siempre que un padre u otro adulto esté preocupado, debe organizar inmediatamente una evaluación exhaustiva por parte de un profesional de la salud mental cualificado. Un tratamiento temprano por parte de un profesional puede ayudar a menudo. Los objetivos del tratamiento suelen centrarse en ayudar al niño a: aprender a controlar su ira; expresar la ira y las frustraciones de forma adecuada; ser responsable de sus actos; y aceptar las consecuencias. Además, deben abordarse los conflictos familiares, los problemas escolares y los problemas de la comunidad.

Factores de riesgo que tengo

El objetivo final es detener la violencia antes de que comience. La prevención requiere comprender los factores que influyen en la violencia. Los CDC utilizan un modelo socio-ecológico de cuatro niveles para comprender mejor la violencia y el efecto de las posibles estrategias de prevención. Este modelo considera la compleja interacción entre los factores individuales, relacionales, comunitarios y sociales. Nos permite comprender la gama de factores que ponen a las personas en riesgo de sufrir violencia o las protegen de experimentarla o perpetrarla. Los anillos superpuestos del modelo ilustran cómo los factores de un nivel influyen en los de otro nivel.

LEER  Guardia civil exclusiones medicas

Además de ayudar a clarificar estos factores, el modelo también sugiere que para prevenir la violencia es necesario actuar en múltiples niveles del modelo al mismo tiempo. Este enfoque tiene más probabilidades de mantener los esfuerzos de prevención a lo largo del tiempo que una sola intervención.

En el primer nivel se identifican los factores biológicos y de historia personal que aumentan la probabilidad de convertirse en víctima o agresor de la violencia. Algunos de estos factores son la edad, la educación, los ingresos, el consumo de sustancias o los antecedentes de abuso. Las estrategias de prevención en este nivel suelen estar diseñadas para promover actitudes, creencias y comportamientos que, en última instancia, previenen la violencia. Los enfoques específicos pueden incluir la educación y la formación en habilidades para la vida.

Cuáles son los factores que contribuyen a la violencia

Por lo general, no hay un único factor que provoque el maltrato o el abandono de un niño; suele ser una combinación de varios factores. Además, la duración (como la duración de una enfermedad) o la intensidad (como el nivel de abuso de drogas o alcohol) pueden hacer más o menos probable que un niño corra el riesgo de sufrir abusos. Cuando intentamos comprender el maltrato y la negligencia infantil, a menudo nos fijamos en posibles factores del adulto, en factores basados en algo de la sociedad y en factores basados en algo del niño.

Hay muchos factores sociales profundamente arraigados, complicados e interrelacionados que pueden contribuir al abuso y la negligencia infantil. Aunque no podemos enumerarlos todos aquí, los dos factores siguientes se identifican a menudo como factores que aumentan la probabilidad de que se produzca el abuso y la negligencia infantil.

LEER  Todo sobre la mujer

La investigación nos dice que no hay un abusador «típico». Las personas que abusan de los niños pueden ser hombres o mujeres y la mayoría de los abusos a los niños son cometidos por alguien que los conoce. En más del 80% de los casos, un padre es el autor identificado. Las siguientes son las características de algunas personas que abusan de los niños.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos