¿cuando la mujer deja de sentir placer?

Preservativos después de la menopausia

Es posible que ni siquiera desee tener relaciones sexuales, pero podría estar DISPUESTA a tenerlas por muchas razones. La voluntad, combinada con el sexo, produce placer y, como el placer es el objetivo principal del sexo, puede ser la ÚNICA etapa del deseo sexual que las mujeres experimentan durante la actividad sexual.

Es la etapa en la que se empieza a responder a los estímulos de la vista, el olfato, el gusto, el tacto o la fantasía. Los nervios, los músculos y los tejidos de los genitales y los pechos comienzan a reaccionar. A partir de aquí tu deseo puede volver a cualquiera de las etapas anteriores o pasar a cualquiera de las otras.

Esta es la etapa de la excitación sexual intensa. Los tejidos genitales pueden inflamarse y ponerse erectos. La humedad en los genitales o el ano aumenta y los pezones pueden ponerse erectos. También puede eyacular en esta fase.

Se trata de una respuesta involuntaria. Se producen entre 3 y 15 contracciones genitales/anales, normalmente con un intervalo de 4/5 de segundo, que liberan el líquido de los tejidos congestionados. El cuello uterino se hunde en la vagina. Suele ir acompañada de una oleada de sangre en la cara/cabeza y es posible que también eyacules en esta fase.

Cómo recuperar la sensibilidad de la mujer

Las mujeres que participaron en el estudio, publicado la semana pasada en la revista Journal of Sexual Medicine, utilizaron un cronómetro para medir el tiempo que tardaban en alcanzar el clímax, lo que tal vez no sea lo más excitante, pero, en aras de la ciencia, reveló una importante verdad sobre el difícil camino hacia el placer sexual femenino.

LEER  Beneficios de hacer el amor para el hombre

Durante ocho semanas, un grupo de 645 mujeres de 20 países pusieron en marcha sus cronómetros cada vez que se excitaban. Los investigadores sólo incluyeron en el estudio a mujeres heterosexuales con relaciones monógamas y la edad media de las mujeres analizadas era de unos 30 años.

Una de las conclusiones más importantes del estudio es que el sexo con penetración no suele ser la mejor manera de excitar a una mujer. Sólo el 31,4% de las participantes alcanzó el clímax de esta manera. Eso significa que el 68,6% de las mujeres necesitaron alguna otra forma de acción, como besos, «mordiscos ligeros» o tocar otras partes del cuerpo, escribieron los investigadores.

Cómo aumentar la sensibilidad femenina de forma natural

Si tienes problemas sexuales, tu profesional de la salud intentará descartar las causas médicas, primero realizando una historia clínica y un examen exhaustivo, que incluya un examen vulvar y/o pélvico y análisis de sangre.

Dada la naturaleza biopsicosocial de los problemas sexuales, incluso si hay una causa biológica, el impacto psicológico puede seguir siendo importante, y es posible que te remitan a un asesoramiento psicológico. Si no le ofrecen una derivación, no dude en pedir que le remitan a un terapeuta sexual. Estos especialistas están capacitados para ofrecer el tipo de terapia que necesitas y, con tu aportación, hacer un diagnóstico y recomendar un tratamiento. Siempre que sea posible, su pareja debería participar en esta terapia con usted.

Para encontrar un terapeuta sexual certificado y formado, póngase en contacto con la Sociedad Internacional para el Estudio de la Salud Sexual de la Mujer, la Sociedad para la Terapia e Investigación Sexual o la Asociación Americana de Educadores, Consejeros y Terapeutas de la Sexualidad.

LEER  ¿qué significa la palabra lawrence?

Si tienes un problema sexual, asegúrate de informar a tu profesional de la salud sobre cualquier medicamento que estés tomando. Los medicamentos para la presión arterial, los antipsicóticos y los antidepresivos son fármacos comúnmente recetados que pueden interferir con la respuesta sexual. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como la paroxetina (Paxil) y la fluoxetina (Prozac), suelen producir efectos secundarios que inhiben o impiden el orgasmo. Otros antidepresivos también pueden afectar a la función sexual, incluidos los antidepresivos tricíclicos como la imipramina (Tofranil) y la clomipramina (Anafranil), los inhibidores de la monoaminooxidasa como la fenelzina (Nardil) y los antidepresivos mixtos como la venlafaxina (Effexor). Los anticonvulsivos para las convulsiones también pueden causar problemas sexuales.

Ya no siento placer

El sexo cambia con el tiempo. La frecuencia, el propósito, la sensación, todo ello. Pero, ¿cuándo debería dejar de hacerlo? La respuesta fácil es que no debería hacerlo. No hay reglas fijas sobre cuándo las mujeres deben dejar de tener sexo, porque cada persona es diferente. A medida que envejecemos, experimentamos más estrés y necesitamos más alivio que nunca. Pues bien, los estudios han demostrado que el sexo alivia el estrés. Pero, ¿qué ocurre cuando el cuerpo dificulta o imposibilita las relaciones sexuales a medida que se envejece? Tenemos algunas ideas.

Una vez que llega la menopausia, las mujeres pueden sufrir algunos cambios bastante drásticos en su vida sexual. Muchas experimentan una disminución de la libido, dificultades de lubricación y obstáculos para alcanzar el clímax. Estos problemas suelen deberse a la falta de hormonas producidas por los ovarios, en particular el estrógeno. Sin embargo, algunos problemas están relacionados con cuestiones psicológicas, como los problemas de autoestima, el estrés general y la ansiedad.

LEER  Preguntas que le gustan a las mujeres

El pensamiento común sobre cómo manejar este tipo de problemas es que las mujeres que experimentan este tipo de disfunciones sexuales deben buscar ayuda. Si mantiene una conversación sincera con su médico sobre sus preocupaciones, podrá encontrar formas de aliviarlas y abordarlas. Estas fluctuaciones son naturales y se pueden contrarrestar de diversas maneras.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos