¿qué actividades se le asignan a las mujeres?

actividades de género y desarrollo para estudiantes

En 2017, un estudio realizado por el Foro Económico Mundial (FEM) determinó que las mujeres solo tienen el 68% de los derechos, las oportunidades y el acceso a los recursos que disfrutan los hombres del mundo. Esas diferencias y la velocidad de avance en su reducción, varían de un país a otro. Pero según los investigadores del FEM, al ritmo actual, se necesitarán 100 años para erradicar las disparidades de género.

Es desalentador, pero la buena noticia es que el mundo es cada vez más consciente de la necesidad de luchar contra la desigualdad de género, que en muchos lugares está relacionada con otros tipos de discriminación como el racismo, la xenofobia y la homofobia. Los beneficios de la igualdad de derechos son cada vez más evidentes. Un estudio de la Organización Internacional del Trabajo mostró que si, para 2025, la brecha de género en el mercado laboral mundial se redujera en un 25%, uno de los resultados sería un aumento de 204 millones de la fuerza laboral, lo que representaría 5,8 billones de dólares en el PIB mundial.

La eliminación de la brecha salarial también podría beneficiar a la economía mundial de muchas otras maneras. Un estudio publicado en 2017 por el Institute for Women’s Policy Research demostró que llevar los ingresos de todas las trabajadoras estadounidenses al mismo nivel que los de los hombres en puestos equivalentes impulsaría el PIB de ese país en un 2,8%.

LEER  ¿cómo aplicar la equidad en la vida cotidiana?

actividades de igualdad de género para adultos

Durante 2016, el número de informes de enfermedades profesionales disminuyó. La disminución fue mayor entre los hombres (8%) que entre las mujeres, donde el nivel se mantuvo prácticamente sin cambios en comparación con 2015. Para los hombres, los factores musculoesqueléticos son la causa más común de las enfermedades profesionales notificadas, mientras que los factores organizativos o sociales son la causa más común de las enfermedades profesionales notificadas por las mujeres.

Las condiciones de trabajo suelen ser diferentes entre las actividades con predominio de mujeres y las actividades con predominio de hombres. Con nuestro test, puede revelar, comparar y reflexionar sobre los requisitos previos para un buen ambiente de trabajo en diferentes actividades.

En el folleto «¿Cómo puede mejorar el entorno de trabajo tanto para las mujeres como para los hombres?» hay aún más preguntas que pueden ayudarle a identificar y evaluar los riesgos y las deficiencias del entorno de trabajo para todos sus empleados.

Una de las conclusiones de nuestro encargo gubernamental sobre el entorno laboral de las mujeres 2011-2016 es que el entorno laboral sueco no es igualitario desde el punto de vista del género, y que se requiere una gestión del entorno laboral sensible al género para visualizar las estructuras que impulsan la mala salud relacionada con el trabajo. Estas son algunas conclusiones más:

actividades de género para adultos

Uno de los pocos estudios que examinan cómo los individuos se adaptan al cambio social fue realizado por Diekman et al. (2013). El estudio demostró que las personas acomodan las cogniciones y los comportamientos propios al cambio social. Los participantes que se enteraron del cambio social para su grupo interno de género esperaban un mayor éxito personal en las carreras no tradicionales de género. Además, después de aprender sobre la incorporación de las mujeres a los roles no tradicionales, los participantes buscaron con más frecuencia información sobre el liderazgo (elección no tradicional) que información sobre la apariencia física (elección tradicional), lo que significa que el aprendizaje sobre el cambio social en los roles de las mujeres tuvo algunas consecuencias conductuales. El estudio mencionado anteriormente aportó la prueba de que la exposición al cambio social puede influir en las cogniciones y los comportamientos autopertinentes de las personas de forma que se facilite un mayor cambio social. De ser así, es posible que la exposición a diferentes imágenes de los roles de género (tradicionales frente a no tradicionales) pueda cambiar los juicios y comportamientos de las personas.

LEER  Cuerpos feos de mujer

actividades para promover la igualdad de género

Hombres y mujeres en ocupaciones no tradicionales de género, de arriba a la izquierda a abajo a la derecha, o de arriba a abajo (móvil): un hombre comadrón en Oslo, Noruega; mujeres jurando su cargo en la Policía Nacional Afgana; una mujer haciendo trabajos de construcción en las Islas Salomón; un hombre profesor de jardín de infancia en Colorado Springs, EE.UU. tocando el ukeleleParte de una serie sobreDiscriminación

Un rol de género, también conocido como rol de sexo,[1] es un papel social que abarca una serie de comportamientos y actitudes que generalmente se consideran aceptables, apropiados o deseables para una persona en función de su sexo[2][3] Los roles de género suelen centrarse en las concepciones de la masculinidad y la feminidad,[2] aunque hay excepciones y variaciones. Los detalles de estas expectativas de género pueden variar sustancialmente entre las culturas, mientras que otras características pueden ser comunes en toda la gama de culturas.

Diversos grupos, sobre todo los movimientos feministas, han liderado esfuerzos para cambiar aspectos de los roles de género predominantes que consideran opresivos o inexactos. Aunque las investigaciones indican que la biología desempeña un papel en el comportamiento de los géneros, el alcance de sus efectos en los roles de género está menos claro.

LEER  Manifestación 8 de marzo

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos