¿qué derechos tiene la comunidad lgbt en argentina?

homosexualidad: de la quema en la hoguera a ser

Argentina es famosa por haber pasado de una dictadura militar a una democracia progresista que da prioridad a las personas a principios de los años ochenta. La gran atención prestada por Argentina a los derechos humanos durante esta transición contribuyó a allanar el camino para movimientos sociales como el Movimiento por los Derechos LGBT. Al enmarcar los derechos de los homosexuales como derechos humanos, los activistas ganaron rápidamente el apoyo masivo del parlamento y de la población.

Es bien sabido que el desarrollo económico va de la mano del apoyo y la opinión general de los LGBT. Los países con un bajo desarrollo económico suelen obtener las puntuaciones más bajas en el índice de desarrollo. Mientras que los países más ricos, como Argentina, suelen tener una puntuación más alta en el índice de desarrollo.

A diferencia de su vecino Chile, que también se considera bastante liberal, Argentina siempre ha mantenido la Iglesia y el Estado a distancia. La religión nunca ha tenido un impacto firme en la política, eliminando el principal opresor de la comunidad LGBT. Con la religión fuera del camino, el movimiento LGBT pudo impulsar políticas favorables en el Congreso sin mucha resistencia interna.

LEER  Xexxo y nada mas

21 países que ahora aman el matrimonio lgbt

La aceptación social también es muy alta. En una encuesta realizada por el Pew Research Center en 2020, Argentina fue clasificada como el país sudamericano con las actitudes sociales más positivas hacia la homosexualidad, con cerca de tres cuartas partes (76%) de los encuestados diciendo que debería ser aceptada[8] La capital y ciudad más grande del país, Buenos Aires, se ha convertido en un importante receptor de turismo LGBT y ha sido descrita como «la capital gay de Sudamérica»[9][10] Sin embargo, los informes de acoso contra las personas LGBT, especialmente los jóvenes, siguen siendo comunes[11].

Antes de la colonización española, múltiples grupos habitaban la actual Argentina. Entre ellos, los mapuches y los guaraníes, que aceptaban las relaciones homosexuales o las veían con indiferencia. Tradicionalmente, los mapuches reconocían un tercer género llamado weye. Los mapuches no poseían las típicas nociones occidentales de sexo o sexualidad. De hecho, los individuos weye no se consideraban ni hombres ni mujeres, sino una especie de mezcla entre ambos. Los weye solían desempeñar ciertas funciones sociales importantes, como la de machi, un chamán mapuche[12]. El pueblo guaraní también tiene constancia de haber aceptado la homosexualidad[13].

miles de personas participan en desfiles y concentraciones en apoyo de los homosexuales

Nadir Cardozo muestra con orgullo su documento de identidad. Nadir es una mujer transgénero, y desde que Argentina aprobó la Ley de Identidad de Género en 2012, ella y otras personas tienen derecho a que sus documentos personales se expidan con el nombre y el género de su elección. Esta medida ha permitido que muchas mujeres como Nadir, que antes rehuían acudir a un centro de salud por miedo al ridículo y a la discriminación, puedan hacerlo y cuidar de su salud.

LEER  ¿qué es ser una persona pansexual?

«El paradigma ha cambiado y se ha avanzado en algunos aspectos, pero también ha habido retrocesos. Todavía hay mucha intolerancia, pero hay cambios positivos que eran impensables hace 20 años», dice esta argentina de 46 años, que lleva muchos años trabajando por el respeto a los derechos de las personas transexuales, incluido el derecho a la salud. «El problema es que los cambios son lentos y muchas mujeres trans están muriendo», afirma.

Un paso importante fue la aprobación de la Ley nacional de Identidad de Género en 2012. Permite expedir documentos personales con el nombre y el género que la persona elija sin exigir una evaluación psicológica o médica previa. También hace que el tratamiento de reasignación de sexo forme parte del Programa Médico Obligatorio, garantizando así la cobertura en todos los sistemas de salud de Argentina.

momentos destacados de los desfiles anuales del orgullo gay en argentina y chile

En los últimos cinco años, nuestros programas de Equidad han fomentado lugares de trabajo mejores y más inclusivos para los empleados LGBTQ+ en América Latina. Desde el inicio de este programa, más de 200 empleadores importantes en México y Chile han tomado medidas para garantizar que sus políticas y prácticas aborden las necesidades de sus empleados LGBTQ+. Este éxito y el trabajo de nuestros increíbles socios en Argentina y Brasil, marcan un camino claro para una mayor expansión de nuestro programa en la región.

Argentina es uno de los países más avanzados en materia de derechos para el colectivo de lesbianas, gays, bisexuales, trans y no binarios de la región. Sin embargo, la igualdad formal alcanzada no siempre se transforma en igualdad real de oportunidades. Creemos que en el ámbito empresarial hay una gran oportunidad para lograr la igualdad que soñamos.

LEER  ¿qué influencia tiene la sexualidad en la adolescencia?

La Campaña de los Derechos Humanos informa sobre noticias, eventos y recursos de la Fundación de la Campaña de los Derechos Humanos que son de interés para el público en general y que promueven nuestra misión común de apoyar a la comunidad LGBTQ+.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos