¿qué es el capitalismo heteropatriarcal?

Recordando a bell hooks y su crítica al «blanco imperialista

1.      Predominio de los binarios y las dicotomías:  La epistemología occidental pretende que clasifiquemos, ordenemos y clasifiquemos todos los seres vivos en categorías inmutables. Define la masculinidad y la feminidad de forma estrecha y limitante, perpetuando falsos binarios entre masculino y femenino, dominante y subordinado. Este sistema de clasificación perpetúa un mito de separación y de identidades estáticas que niega la complejidad fluida y desordenada de nuestra humanidad y nuestras conexiones con uno mismo y con los demás. La fluidez y la complejidad invitan a la inclusión y dan espacio a la pluralidad en nuestras formas de ser.

2.      Supuestos de normalidad: La normalidad supone una forma particular de pensar, ser y hacer, de creer y amar.  Estos supuestos privilegian los intereses y las narrativas heterosexuales, masculinas y masculinas, marginando a las mujeres, la feminidad y todos los cuerpos no conformes con el género que desafían el binario de género. Para alterar y confrontar la comodidad que se ofrece a las identidades privilegiadas, como la de los hombres cis-heterosexuales, es necesario problematizar estas normas, aceptar las tensiones y ambigüedades, y desafiar las ideas y encarnaciones sexuales y de género opresivas.

Cómo pronunciar heteropatriarcal

Nos gustaría dejar claro que aunque puede ser útil tener este tipo de estructura para introducir a la gente en parte del lenguaje que se utiliza para hablar de la violencia sexualizada, este formato no se presta a la magnitud de la complejidad que implica nuestra relación con estas ideas. Algunas definiciones han sido elaboradas por la gente de AVP, mientras que otras han sido tomadas de recursos en línea (ver más abajo: referencias ↓).

LEER  ¿qué tiene que ver la sexualidad con la pubertad?

Por favor, siéntete libre de leer, usar, complicar y ampliar nuestras ideas sobre todos y cada uno de estos términos, y animamos a la gente a aprender con nosotros, ya que constantemente llegamos a nuevos entendimientos de lo que todos ellos pueden significar y las formas en que se representan en nuestro trabajo y en nuestras vidas.

Dr. robert bullard: el «capitalismo desenfrenado» de houston hecho

El liderazgo tiene un estatus mítico en nuestras culturas. Pocos nos ponemos de acuerdo sobre lo que es el liderazgo, pero muchos creen que es intrínsecamente bueno y urgentemente necesario. Independientemente de la situación de la organización o de la crisis de la sociedad, el «liderazgo» se prescribe a menudo como la panacea que resolverá todos los males. Nuestro romance con el liderazgo ha hecho que el negocio del liderazgo (la teorización, el desarrollo y la consultoría) siga siendo rentable al tiempo que se mantienen los sistemas de poder.

Por designio de nuestra historia colonial y de la lógica capitalista, el liderazgo ha sido considerado como el dominio de los hombres blancos heterosexuales y sanos. No cualquier hombre blanco individual, sino la fantasía de una masculinidad de élite marcada por el individualismo, la asertividad y la competitividad dirigida hacia el mando y el control. Estas ideas sirven entonces como modelo para todas las personas, independientemente de cómo nos identifiquemos, que interpretan ansiosamente la fantasía para ser considerados líderes legítimos.

El mes pasado, una amiga mía que trabaja en un importante banco le dijo a una mujer de alto nivel de su organización que tiene que ser menos emocional si quiere que la tomen en serio en el trabajo. Anécdotas como éstas del mundo empresarial son frustrantes porque están dolorosamente desconectadas de las décadas de pensamiento feminista que han generado posibilidades más liberadoras para el liderazgo.

LEER  ¿quién es el hijo de david cantero?

¿es estados unidos un país imperialista, supremacista y capitalista?

Se discute la exactitud de los hechos de este artículo. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, ayude a asegurar que las afirmaciones controvertidas tengan fuentes fiables. (Octubre de 2020) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

En la teoría feminista, el heteropatriarcado (etimológicamente de heterosexual y patriarcado) o cisheteropatriarcado, es un sistema sociopolítico en el que (principalmente) los hombres cisgénero (del mismo género que se identifican al nacer) y heterosexuales tienen autoridad sobre las mujeres cisgénero y las personas con otras orientaciones sexuales e identidades de género. Es un término que subraya que la discriminación contra las mujeres y las personas LGBT se deriva del mismo principio social sexista[1][2][3].

El concepto postula que, en las sociedades heteropatriarcales, los hombres heterosexuales cisgénero suelen ocupar los puestos más altos de poder en la sociedad, lo que hace que las mujeres (incluidas las mujeres transgénero), las personas no binarias, los hombres transgénero y otras personas LGBT experimenten la mayor parte de la opresión social en relación con el género y la sexualidad[cita requerida].

LEER  ¿qué es la inserción laboral de personas con discapacidad?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos