¿qué es el enfoque de la igualdad de oportunidades?

¿qué es el enfoque de la igualdad de oportunidades? 2021

diferencia entre igualdad de oportunidades y gestión de la diversidad

A pesar de las implicaciones unificadoras de la globalización, la diversidad es cada vez más importante, ya que las plantillas son más variadas en una serie de aspectos. Entre ellas se encuentran el género, la raza, la etnia, la edad, la discapacidad, el origen nacional y otras características personales; junto con diferentes actitudes, necesidades, deseos, valores y comportamientos laborales.

Por ello, la gestión de la diversidad se considera una importante y poderosa herramienta de gestión e incluso una estrategia de GRH. Las ideas anteriores de «igualdad de oportunidades», en las que veíamos las diferencias de forma negativa y tratábamos de eliminarlas, han quedado subsumidas por la forma en que ahora gestionamos la diversidad y reconocemos estas diferencias como algo positivo.

La gestión de la diversidad también puede verse como una dicotomía. En primer lugar, el enfoque de la igualdad de oportunidades: con su enfoque legislativo y de cumplimiento, la preocupación por evitar las desventajas con la igualdad de estatus, las oportunidades y los derechos se centran en el grupo. Destaca la importancia de gestionar y tratar a las personas por igual, independientemente de las diferencias. En segundo lugar, el enfoque de gestión de la diversidad: con su enfoque en una estrategia holística explícita de no sólo reconocer, sino valorar, las diferencias para dar a las personas las mismas oportunidades de contribuir de forma distintiva. Se trata de una estrategia centrada en el individuo y dirigida por las necesidades de la organización.

LEER  ¿qué es ser único para niños?

igualdad de oportunidades

La discriminación en el lugar de trabajo en el Reino Unido está regulada por la Ley de Igualdad de 2010 (c.15), que protege a los empleados de la discriminación directa e indirecta por motivos de género, edad, raza, discapacidad, orientación sexual, religión y creencias, matrimonio y unión civil, embarazo y maternidad, y reasignación de género. A pesar de la legislación existente, la discriminación prevalece y repercute negativamente no sólo en las víctimas de la discriminación, sino también en las organizaciones y en la sociedad en general (Regmi y Naidoo, 2009). Informes recientes de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos confirman la persistencia de la discriminación, especialmente en lo que respecta a la igualdad de género en el Reino Unido (Adams et al, 2015; Abrams et al, 2016). Históricamente, ha habido dos enfoques destinados a eliminar dicha discriminación y a promover la equidad en el lugar de trabajo: La igualdad de oportunidades (EO) y la gestión de la diversidad (DM) (Ross y Schneider, 1992).

La gestión de la diversidad significa, en general, la comprensión de que los empleados son diferentes y que, si se gestionan adecuadamente, estas diferencias pueden contribuir a mejorar el rendimiento empresarial (Bartz et al, 1990). De ahí que se haya pasado de centrarse en los grupos desfavorecidos a un nivel más individual que abarca un ámbito mucho más amplio en el que la organización tiende a adaptarse a las necesidades individuales de sus empleados en lugar de que el empleado tenga que asimilarse (Kirton y Greene, 2005; Shen et al, 2009).

wikipedia

ResumenEn los últimos veinte años se ha producido un considerable debate tanto en la comunidad académica como en la empresarial sobre el propósito y la eficacia de las políticas de igualdad de oportunidades. Jewson y Mason (1994) resumen este debate, comenzando con la opinión en la década de 1970 de que la igualdad de oportunidades era una cuestión de justicia social y debía perseguirse por sí misma. En los años ochenta, el debate se trasladó a la promoción de los «argumentos empresariales» a favor de la igualdad de oportunidades, en respuesta a los valores individualistas y a las filosofías económicas de derechas de la década; desde entonces, enfoques más novedosos, como la «gestión de la diversidad», han ganado protagonismo, y muchas organizaciones promueven un compromiso con la igualdad de oportunidades como parte de sus objetivos empresariales. Jewson y Mason (ibíd.) abordan el porqué de esto, y Dickens (1994) también lo considera. El debate académico y político sobre la eficacia de estas políticas continúa.Palabras claveServicio Nacional de Salud Sindicato Compromiso organizativo Igualdad de oportunidades Enfoque radical

LEER  ¿qué derechos tienen las personas lgbti?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos