¿qué es la diversidad en los niños?

cómo explicar la diversidad a un niño

También les ayuda a darse cuenta de que todos somos humanos, a pesar de las diferencias en nuestro aspecto o vestimenta, o en lo que comemos o celebramos. Los juegos y las actividades ofrecen una forma divertida de que los niños pequeños aprendan sobre las diferencias y similitudes entre las personas y de introducir el concepto de diversidad. De este modo se pueden introducir todo tipo de diferencias, como la raza, la religión, la lengua, las tradiciones y el género.

¿Cuándo notan los niños las diferencias entre las personas? Alrededor de los 2 años, los niños empiezan a notar las diferencias de género y de raza. A los 2 ½ años aproximadamente, los niños aprenden las etiquetas de género (niño/niña) y el nombre de los colores, que empiezan a aplicar al color de la piel. Alrededor de los 3 años, los niños se dan cuenta de las discapacidades físicas. Alrededor de los 4-5 años, empiezan a mostrar un comportamiento adecuado al género y a tener miedo a las diferencias.

Los juegos de colores de la piel ayudan a los niños a aprender sobre los diferentes tonos de piel y los orígenes étnicos.Qué necesitas:medias de nylon hasta la rodilla en varios tonos como el bronceado, el negro, el blanco, el rosa, el amarillo y el rojoQué haces:Anima a los niños a probarse las medias en las manos, los brazos o los pies. Haga preguntas para ayudar a los niños a aumentar su conciencia del color de la piel: «¿Puedes encontrar una media del mismo color que tu piel?» Haz que los niños prueben otro color y pregúntales: «¿Es más claro o más oscuro que tu propio color de piel?»

LEER  ¿qué se siente cuando se hace el amor por el ano?

actividades para enseñar la diversidad en el aula

La diversidad racial y cultural es un tema excelente para enseñar a los niños en edad escolar. Los niños de primaria se están formando muchas opiniones sobre sí mismos y sobre la gente que les rodea. Es el momento en el que su curiosidad natural por las diferencias de aspecto y de origen cultural empieza a manifestarse.

Los niños en edad escolar son capaces de poner en perspectiva las diferencias culturales y raciales. Pueden aprender a apreciar -o desvalorizar- los rasgos que hacen a los demás diferentes de ellos.

Esto es lo bonito de los niños: La mayoría nace con un sentido natural de la justicia y la equidad. A menos que se les enseñe a ser hirientes y crueles, los niños saben que está mal atacar a los demás, ya sea físicamente o con palabras. Es importante alimentar el amor natural de los niños por las personas. Puede que no sea necesario enseñar la tolerancia, pero es importante hablar de ella.

Si tu hijo tiene preguntas sobre las diferencias en las características físicas o las prácticas culturales, háblalo abiertamente. Un niño en edad escolar puede hacer preguntas sobre el color de la piel de alguien o sobre por qué algunas personas de distintas regiones del mundo pueden tener un aspecto diferente.

cómo enseñar la diversidad en el aula

Las personas tienen muchos rasgos de personalidad y características físicas diferentes. Por eso, parece normal que señalemos las diferencias entre nosotros y los demás. Sin embargo, emitir juicios sobre estas diferencias puede interferir en nuestra apertura, nuestra disposición a probar nuevas experiencias y nuestra aceptación de los demás que son diferentes a nosotros. Como adultos, tenemos la capacidad de reflexionar sobre nuestros propios prejuicios, ampliar nuestra comprensión de las diferencias y cuestionar nuestras ideas preconcebidas sobre los distintos grupos de personas. Los niños necesitan ejemplos de otras personas que sean abiertas y acepten las diferencias porque están muy influenciados por los comportamientos de los adultos. Los padres pueden desempeñar un papel activo en la formación de los comportamientos de sus hijos, ayudándoles a ser más tolerantes y amables con los que parecen diferentes a ellos.

LEER  ¿cuáles son las nuevas familias?

Los niños tienden a basar sus estereotipos en rasgos físicos, como la raza, el sexo o la edad. Los niños entienden su entorno a través de la categorización, por lo que dan sentido al mundo agrupando a las personas según su aspecto. En consecuencia, lo más probable es que los niños se identifiquen con un grupo de personas que tienen una apariencia similar a la suya, y se desvinculen de las personas que parecen diferentes a ellos. Por ejemplo, si la familia o el aula de una niña latina divide a las personas por su raza o género, lo más probable es que crea que alguien que es físicamente distinto a ella es muy diferente a ella. Esta experiencia de subgrupo en su familia o aula reforzará cualquier diferencia y creará juicios o comportamientos negativos hacia el otro grupo de personas. Del mismo modo, cuando los padres o los profesores hablan de las diferencias entre grupos de personas de forma negativa, los niños aprenden a separarse de otros que parecen diferentes.

enseñar la diversidad a los niños en edad preescolar

Sin embargo, los estudios han revelado que los niños pueden mostrar signos de prejuicios raciales a una edad temprana, y los psicólogos de la Universidad de Northwestern han descubierto que niños de tan sólo 4 años pueden captar las señales de intolerancia de los adultos que les rodean. Es posible que los niños no entiendan los prejuicios o los sesgos raciales, pero desde sus primeros días absorben e imitan las actitudes de los adultos que los rodean.

«Para los niños, las diferencias son una forma de aprender sobre sí mismos y sobre los demás, una forma de construir su sentido de sí mismos y un lugar en su familia y su comunidad», afirma la Dra. Elanna Yalow, directora académica de KinderCare Education. «Los niños buscarán naturalmente en sus padres y cuidadores explicaciones sobre la diversidad que ven en su mundo y lo que esas diferencias pueden o deben significar. Por eso es tan importante ayudar incluso a los niños más pequeños a aprender a aceptar la diversidad de una forma respetuosa y que celebre las diferentes culturas, orígenes y c».

LEER  ¿cuándo se murio miguel ángel?

Entender y abordar los temas de la diversidad, la equidad y la inclusión puede ser un reto, por lo que algunos padres pueden rehuir tener estas conversaciones con sus hijos. Yalow ofrece estos consejos para ayudar a los padres a sentar las bases de unas conversaciones honestas y apropiadas para su desarrollo.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos