¿qué es la homofobia y sus consecuencias?

Los orígenes homófobos de la legislación estadounidense

Lamentablemente, con demasiada frecuencia quienes deberían ejercer la moderación o utilizar su influencia para promover la tolerancia hacen justo lo contrario, reforzando los prejuicios populares. En Uganda, por ejemplo, donde la violencia contra las personas por su orientación sexual es habitual y los activistas de derechos humanos que defienden los derechos de gays, lesbianas, bisexuales y transexuales se enfrentan al acoso y a la amenaza de ser detenidos, un periódico publicó el 2 de octubre una noticia en primera página «sacando del armario» a 100 ugandeses que el periódico identificaba como gays o lesbianas y cuyas fotografías aparecían junto al titular «cuélguenlos». Ya es hora de que reconozcamos este tipo de periodismo como lo que es: una incitación al odio y a la violencia.

Los líderes políticos y los que aspiran a un cargo público tienen un deber especialmente importante de utilizar sus palabras con prudencia. El candidato a un cargo público que, en lugar de apelar a la tolerancia, hace comentarios casuales que denigran a las personas por su sexualidad puede hacerlo creyendo que se entrega al populismo inofensivo, pero el efecto es legitimar la homofobia.

Heteronormatividad – la homofobia de hoy | eli weinger

Aunque tradicionalmente la homofobia se ha aplicado sólo a quienes se consideran lesbianas u homosexuales, el término se extiende también a las personas bisexuales y a los transexuales y transgéneros. Sin embargo, también existen términos específicos relacionados con diferentes tipos de individuos LGBTQ+ que reflejan orientaciones específicas.

LEER  ¿cuántos mililitros contiene la vacuna contra el virus del papiloma humano tetravalente?

El término homofobia es una frase relativamente nueva (en el transcurso de la historia) y fue introducida por primera vez por el psicólogo George Weinberg en la década de 1960. Sin embargo, el concepto de homofobia puede remontarse hasta la antigua Grecia, que es la época en la que se consideró por primera vez en la cultura común.

«Considerando que la homosexualidad per se no implica ningún impedimento en el juicio, la estabilidad, la fiabilidad o las capacidades sociales o vocacionales generales, la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) hace un llamamiento a todas las organizaciones internacionales de salud, a las organizaciones psiquiátricas y a los psiquiatras individuales de otros países para que insten a la derogación en sus propios países de la legislación que penaliza los actos homosexuales realizados por adultos con consentimiento en privado. Además, la APA hace un llamamiento a estas organizaciones e individuos para que hagan todo lo posible por disminuir el estigma relacionado con la homosexualidad dondequiera y cuandoquiera que se produzca».

Gay usa: la homofobia de kim burrell tiene grandes consecuencias

La homofobia, el estigma (creencias negativas y generalmente injustas) y la discriminación (trato injusto a una persona o grupo de personas) contra los homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres siguen existiendo en Estados Unidos y pueden afectar negativamente a la salud y el bienestar de esta comunidad.

Estas creencias y acciones negativas pueden afectar a la salud física y mental de los homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, a que busquen y puedan obtener servicios sanitarios y a la calidad de los servicios que puedan recibir. Estas barreras para la salud deben abordarse en diferentes niveles de la sociedad, como los entornos sanitarios, los lugares de trabajo y las escuelas, para mejorar la salud de los hombres gays y bisexuales a lo largo de su vida.

LEER  ¿cuáles son los factores que determinan la orientación sexual?

Algunas personas pueden tener actitudes negativas hacia los homosexuales, bisexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Estas actitudes pueden provocar el rechazo de amigos y familiares, actos discriminatorios y violencia, y leyes y políticas con consecuencias negativas. Si eres gay, bisexual o un hombre que tiene relaciones sexuales con otros hombres, la homofobia, el estigma y la discriminación pueden:

Los únicos 8 futbolistas masculinos que se atrevieron a salir del armario como gay

La homofobia sigue siendo una lacra en la era moderna. A pesar de la mayor aceptación de las variantes sexuales y del matrimonio entre personas del mismo sexo en muchos países, la homofobia está ampliamente sostenida por valores y creencias religiosas, políticas y culturales a nivel individual y social. La mayoría de las actitudes homófobas se basan en el principio de la heteronormatividad, según el cual la heterosexualidad es la norma para legitimar las relaciones sociales y sexuales y la homosexualidad se considera una variante anormal. La homofobia también puede ser reconocida a nivel institucional (homofobia de Estado, homofobia social) y apoyada por leyes o creencias religiosas. Además, la homofobia interiorizada (IH) se define como la dirección hacia dentro de los comportamientos homófobos de la sociedad a nivel individual y se refiere al impacto psicológico subjetivo de estas actitudes negativas. De hecho, la IH está significativamente asociada a una alta prevalencia de trastornos mentales internalizantes como la depresión, la ansiedad, los trastornos relacionados con el estrés/trauma, etc. Creemos que son necesarias una serie de acciones inmediatas para contrastar la homofobia y su impacto en la salud mental, en particular, deberían promoverse iniciativas políticas, formaciones educativas e investigaciones científicas centradas específicamente en las necesidades de salud mental de las personas objeto de homofobia.

LEER  Personas que tienen sexo con animales

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos