¿qué situaciones de riesgo relacionadas a la sexualidad nos pueden afectar?

cuántas parejas sin protección ha tenido

La experiencia acumulada en la medición del comportamiento sexual, en lo que respecta a las ETS, sugiere que el enfoque de «talla única» puede ser inadecuado para los diversos fines que se persiguen. Puede ser necesario un análisis cuidadoso de lo que debe medirse para diferentes propósitos, en diferentes contextos, para ayudar a avanzar en el campo de la medición del comportamiento sexual.

Este documento describe la medición del comportamiento sexual en el contexto de la transmisión de las ITS. Se revisan los estudios realizados (1) para monitorear el comportamiento sexual y (2) para evaluar el papel de comportamientos sexuales específicos en la transmisión de ITS específicas. Los temas que se discuten son:

La consideración de estas cuestiones puede arrojar algo de luz sobre los comportamientos específicos que deben medirse, el intervalo de tiempo en el que deben medirse y las poblaciones en las que debe realizarse la medición.

Es notable que, a pesar de la gran variación tanto de las morbilidades como de las conductas de riesgo, aún no se haya desarrollado un enfoque sistemático para la evaluación e interpretación de la distribución de las conductas sexuales en las poblaciones. Las medidas de tendencia central parecen seguir siendo los indicadores de comportamiento sexual de elección. Los datos que se acumulan sobre el VIH, otras ETS y el comportamiento sexual apuntan a su gran variabilidad en las poblaciones. Un análisis reciente de la prevalencia e incidencia del VIH encontró grandes variaciones en las categorías de exposición, incluso entre países que tienen el mismo tipo de epidemia.16 Los datos sobre el número de parejas sexuales, procedentes de países desarrollados y en desarrollo, indican que la mayoría de las personas de una población tienen pocas parejas sexuales, mientras que una pequeña minoría informa de un número muy grande.17-19 Del mismo modo, los datos sobre la frecuencia de las relaciones sexuales y las prácticas sexuales revelan una gran variación, incluso, por ejemplo, dentro de la población de una pequeña ciudad estadounidense.20

LEER  ¿qué problemas sociales se tratan en la fundación de keith haring?

ejemplos de comportamientos de alto riesgo

Según el Consejo de Información y Educación sobre la Sexualidad de Estados Unidos (SIECUS), un adolescente sexualmente sano mostrará o tendrá las siguientes cualidades en sus relaciones consigo mismo, con sus padres y familiares, con sus compañeros y con su pareja.

Cualquier tipo de contacto o actividad sexual implica algún riesgo. Estos riesgos pueden ser físicos, sociales o emocionales. Practicar el sexo seguro puede reducir la posibilidad de contraer una ITS o un embarazo. Hablar con el adolescente sobre las prácticas sexuales más seguras le ayudará a tomar decisiones saludables para no participar en ninguna actividad sexual que pueda ponerle en peligro. La abstinencia -sin contacto sexual en absoluto, incluyendo el coito o el sexo oral- es la única manera de prevenir al 100% una ITS o un embarazo.

Hay muchos tipos de anticonceptivos. Algunos serán más adecuados para tu hijo adolescente y su vida que otros. Entender qué es cada tipo y cómo funcionan te ayudará a la hora de hablar con tu hijo adolescente y a que tome su propia decisión sobre lo que más le conviene.

comportamientos de alto riesgo en adultos

Las tablas 2 y 3 presentan los resultados de los modelos de regresión logística que analizan las asociaciones de cada indicador de TSR con los factores conductuales y psicológicos por separado para hombres y mujeres. A continuación se resumen las asociaciones estadísticamente significativas (p<0,05).Tabla 2 Determinantes de la TSR en varones (n = 184): odds ratios (OR) e intervalos de confianza (IC) del 95%Tabla completa

Sexo en condiciones de riesgoLos varones y las mujeres que declararon haberse emborrachado al menos una vez en el mes anterior o haber mantenido relaciones sexuales antes de los 16 años tenían más probabilidades de mantener relaciones sexuales en condiciones de riesgo. Además, las chicas que declararon haber fumado y tener una mayor extroversión eran más propensas a tener este tipo de conductas sexuales de riesgo (véanse las tablas 2 y 3). La introducción de estas variables en un modelo de regresión logística múltiple con selección hacia delante dio como resultado la selección de todas ellas. Las odds ratios resultantes, ajustadas mutuamente, se presentan en la Tabla 4.Tabla 4 Factores asociados a las conductas sexuales de riesgo tras la selección hacia delante: odds ratios (OR) e intervalos de confianza (IC) del 95% 1

LEER  Donde hacer pruebas ets

consecuencias legales de ser sexualmente activo en la adolescencia

La sexualidad se refiere a la forma en que las personas se expresan de manera sexual. Incluye cómo se ven, sienten y piensan sobre sí mismos como seres sexuales, y las formas en que lo demuestran a través de sus acciones, comportamientos y relaciones. Es muy personal y es diferente para cada persona. La sexualidad se denomina a veces salud sexual.

No des por sentado que tu médico o enfermera te preguntará sobre estas y otras cuestiones relacionadas con la sexualidad. Es posible que tengas que iniciar la conversación. Muchos estudios han descubierto que los médicos, las enfermeras y otros miembros del equipo sanitario no siempre preguntan sobre la sexualidad durante las revisiones y las visitas de tratamiento. Por ello, es posible que los pacientes no reciban suficiente información, apoyo o recursos que les ayuden a afrontar sus sentimientos y problemas sexuales.

Lo más importante es que hable con su pareja. Recuerde que la calidez, el cariño y la cercanía física y emocional son tan necesarios y gratificantes como cualquier otra cosa en su relación. Si ambos se sienten cómodos, puede ser una buena idea incluir a su pareja cuando hable con su equipo de atención sanitaria.

LEER  Que se siente ser penetrada

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos