¿qué tipos de bullying existe?

¿cómo detener el acoso laboral? [10 rasgos de los acosadores] | sentrient

El acoso abierto implica acciones físicas, como puñetazos o patadas, o acciones verbales observables, como los insultos. El acoso abierto, directo y físico es una representación común del acoso escolar. (A veces se denomina «acoso tradicional»).

El acoso encubierto puede ser casi imposible de identificar por personas ajenas a la interacción interpersonal. El acoso encubierto puede incluir el uso repetido de gestos con las manos y miradas extrañas o amenazantes, susurrar, excluir o dar la espalda a una persona, restringir dónde puede sentarse una persona y con quién puede hablar.

Algunos tipos de acoso son tanto encubiertos como indirectos, como el acoso social sutil, normalmente oculto intencionadamente y muy difícil de ver para los demás. Este tipo de acoso a menudo no se reconoce en la escuela, y puede incluir la difusión de rumores, amenazas, chantaje, robo de amigos, ruptura de secretos, cotilleo y crítica de la ropa y la personalidad.

Más recientemente, las investigaciones han confirmado que el acoso puede provocar daños psicológicos a corto y largo plazo. Esto incluye el daño a la posición social de una persona o la reducción de la voluntad de una persona para socializar a través de la intimidación (particularmente la intimidación social encubierta).

debate sobre el iq2: la intimidad no es para los niños

El acoso escolar se reconoce más a menudo como una forma de comportamiento física y verbalmente agresivo que los escolares soportan de sus compañeros. Sin embargo, en realidad hay seis tipos diferentes de acoso: físico, verbal, relacional, cibernético, sexual y por prejuicios.

LEER  ¿cuáles son las hormonas que producen las mujeres?

A veces el desequilibrio de poder es evidente cuando, por ejemplo, un niño más grande y fuerte intimida a otro más débil y pequeño o cuando un grupo de personas intimida a un solo individuo. Sin embargo, a veces el desequilibrio de poder es más difícil de discernir porque implica factores menos obvios, como las diferencias de popularidad, inteligencia o habilidad, o el conocimiento de la información que la víctima considera embarazosa.

Una encuesta realizada en 2019 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) descubrió que el 19,5% de los alumnos de noveno a duodécimo grado fueron acosados en la escuela en los 12 meses anteriores a la realización del cuestionario.

Además, un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) realizado en 2013 y 2014 en 42 países de Europa y América del Norte descubrió que, en promedio, el 14% de los niños de 11 años y el 11% de las niñas de 11 años fueron intimidados al menos dos veces en los dos o tres meses anteriores.

3 rasgos comunes que poseen los matones de las enfermeras

Bully también puede ser un verbo que significa tratar a la gente de esta manera (actuar como un matón hacia ellos), como en El hombre que solía intimidar a sus compañeros en la escuela ahora está enseñando a los niños a no intimidar a otros. Se dice que alguien que es tratado de esta manera es acosado. El acto de tratar a las personas de esta manera se llama acoso.

Los acosadores se asocian principalmente a entornos escolares con niños, pero los adultos también pueden ser considerados acosadores. La forma más familiar de acosador representada en la cultura popular es el acosador del vecindario o del patio de la escuela, normalmente un niño o adolescente físicamente fuerte o grande que utiliza su tamaño para acosar a niños más pequeños, más jóvenes o más tímidos. Entre los famosos matones de ficción que se ajustan a este perfil se encuentran Biff Tannen de Regreso al Futuro y Nelson Muntz de Los Simpson. Sin embargo, la comprensión de lo que constituye el acoso escolar ha evolucionado y se ha ampliado para abarcar un comportamiento que implica no sólo el abuso físico sino también el emocional y la manipulación.

LEER  Como se llaman las personas que tienen sexo con animales

Muchos estudios han demostrado que el acoso tiene efectos emocionales y psicológicos duraderos, y muchos esfuerzos y campañas organizadas se dedican a prevenir el acoso en las escuelas y en otros lugares. La palabra ciberacoso se utiliza como sustantivo y como verbo en el contexto del acoso que se produce en línea.

american bully: breve historia de la raza

La gran pregunta es cómo frenar el acoso escolar. El primer paso recomendado es intentar que tu hijo se abra a lo que le ocurre en su vida, mostrándole que lo comprendes y que no lo vas a juzgar.

Anima a tu hijo a contarte toda la historia. Escuche con calma y sin interrumpirle, y asegúrele que ha hecho lo correcto al hablar. Es posible que tu hijo tenga que contar la historia más de una vez.

Conversa sobre lo ocurrido. Trata de no dejar traslucir tus muy comprensibles emociones (ira, angustia…). Tus sentimientos pueden intensificar los del niño o empeorarlos y podrían incluso disuadirle de hablar contigo en otra ocasión.

Pregúntale a tu hijo qué le gustaría que pasara. A menudo lo único que quieren saber es cómo detener el acoso. Los niños pueden pensar que si se castiga al agresor, a la larga será peor para ellos.

Anota qué, cuándo y dónde ocurrió el acoso, quién estuvo involucrado, con qué frecuencia y si alguien más lo presenció. No te ofrezcas a confrontar al joven o a sus padres. Esto podría empeorar las cosas para tu hijo.

LEER  ¿quién es el padre del hijo de cher?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos