¿quién inicio el movimiento feminista en méxico?

iconos feministas mexicanos

CIUDAD DE MÉXICO – Vestidas con capuchas negras y armadas con pintura en aerosol, las mujeres irrumpieron en la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México y tomaron el control. Desalojaron a trabajadores del gobierno, arrancaron cuadros de héroes revolucionarios de las paredes y declararon que, a partir de ahora, el edificio federal del centro de Ciudad de México sería un refugio para mujeres víctimas de la violencia. La dramática toma de la semana pasada fue la última de una serie de acciones audaces de colectivos feministas en México que se han vuelto cada vez más confrontativas en el último año.En una serie de manifestaciones que comenzaron en agosto de 2019, las manifestantes enmascaradas han pintarrajeado monumentos nacionales, han atacado la oficina del fiscal general y han salpicado con pintura rojo sangre las puertas del Palacio Nacional.

Las activistas dicen que sus tácticas están justificadas en un país donde un promedio de 11 mujeres son asesinadas diariamente y los autores rara vez son llevados ante la justicia, y donde el presidente Andrés Manuel López Obrador y otros funcionarios frecuentemente desestiman sus demandas de protección. «Estamos aquí para que el mundo entero sepa que en México matan a las mujeres y nadie hace nada al respecto», dijo Yesenia Zamudio, que sigue buscando justicia por el asesinato de su hija de 19 años hace cuatro años.Zamudio, miembro de Ni una mujer más, un grupo que toma su nombre de un movimiento de protesta que surgió en Argentina hace unos cinco años, ayudó a liderar la toma del edificio de la comisión de derechos humanos el jueves. Desde entonces vive allí, acampada en catres junto a otras 30 mujeres y varios niños.

LEER  ¿cuándo surge el concepto de diversidad cultural?

roles de género en méxico

Hasta la última parte del siglo XIX, las imágenes predominantes de las mujeres, tanto en las artes como en la sociedad en general, eran las dictadas por los hombres y la percepción que éstos tenían de las mujeres[24][25] Después de la Revolución, el Estado creó una nueva imagen de lo que era mexicano. En gran parte gracias a los esfuerzos del presidente Álvaro Obregón, el símbolo cultural se convirtió en un indígena, generalmente una mujer mestiza, que representaba la ruptura con el colonialismo y el imperialismo occidental[26] Mientras que las definiciones de los hombres sobre las mujeres y su esfera seguían siendo el modelo cultural «oficial» y predominante,[27] a partir de la década de 1920 las mujeres exigieron definir su propia esfera[28].

En México, algunas demandas de igualdad de la mujer se derivan de la lucha de la mujer entre los compromisos domésticos y los trabajos mal pagados. Las familias de clase alta y media emplean a personal doméstico, lo que permite a algunas mujeres con recursos aceptar mejor los roles tradicionales de género[29].

Las mujeres han desempeñado un papel fundamental en las luchas políticas de México a lo largo de su historia,[41] aunque su servicio al país no se tradujo en derechos políticos hasta mediados del siglo XX,[42] cuando las mujeres obtuvieron el derecho al voto[43][44].

el feminismo en la revolución mexicana

El pasado mes de agosto, durante una rueda de prensa con el jefe de policía de Ciudad de México, se vio a un grupo de mujeres jóvenes rompiendo ventanas y lanzando purpurina rosa a la cara del jefe de policía. Esto fue para exigir justicia para una adolescente presuntamente violada por cuatro policías. El episodio desencadenó lo que se conoció como la revolución de la purpurina, una nueva ola de activismo feminista en México con conexiones con otros colectivos feministas de todo el mundo.

LEER  ¿qué es el reconocimiento de la diversidad cultural?

La violencia de género en México se situó en 2019 en niveles históricos, con más de nueve feminicidios al día y cerca del 60 por ciento de la población femenina declarando haber sufrido algún tipo de violencia, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de México.

El feminismo en México tiene muchas vertientes internas que van desde lo que algunos pueden considerar tácticas «radicales» (como el vandalismo) hasta las manifestaciones pacíficas. Debido a episodios como el del pasado agosto, se ha ganado la reputación de ser destructivo e intolerante. Esta entrada del blog desafía esa tergiversación y explica cómo el uso del arte y los símbolos como armas no violentas por parte del movimiento feminista mexicano ha sido eficaz y puede servir de ejemplo para otros movimientos de todo el mundo.

ciudad de méxico feminista

La lucha por el sufragio femenino en Estados Unidos comenzó con el movimiento por los derechos de la mujer a mediados del siglo XIX. Este esfuerzo de reforma abarcó un amplio espectro de objetivos antes de que sus líderes decidieran centrarse primero en asegurar el voto para las mujeres. Sin embargo, las líderes del sufragio femenino discreparon en cuanto a la estrategia y la táctica: si se debía buscar el voto a nivel federal o estatal, si se debían presentar peticiones o litigar, y si se debía persuadir a los legisladores individualmente o salir a la calle. Tanto el movimiento por los derechos de la mujer como el movimiento por el sufragio proporcionaron experiencia política a muchas de las primeras mujeres pioneras en el Congreso, pero sus divisiones internas presagiaron los persistentes desacuerdos entre las mujeres del Congreso que surgieron tras la aprobación de la Decimonovena Enmienda.

LEER  ¿qué es intersexual y queer?

Fabricado por la Whitehead & Hoag Company de Newark, Nueva Jersey, este botón del tamaño de una moneda de diez centavos anuncia el apoyo al derecho al voto de las mujeres. La frase «Votes for Women» fue uno de los principales gritos de guerra del movimiento sufragista.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos