Razas humanas en españa

Hernán cortés

La ascendencia de los ibéricos modernos (que comprende a los españoles y portugueses) es coherente con la situación geográfica de la Península Ibérica en el extremo suroeste de Europa. Al igual que en la mayor parte del resto del sur de Europa, el principal origen ancestral de los ibéricos modernos son los primeros agricultores europeos que llegaron durante el Neolítico. El gran predominio del haplogrupo R1b del cromosoma Y, común en toda Europa occidental, es testimonio de una considerable aportación de varias oleadas de pastores esteparios occidentales (predominantemente masculinos) procedentes de la estepa póntico-caspiana durante la Edad del Bronce[3][4], similar a la de Cerdeña, Al igual que Cerdeña, Iberia estaba protegida de los asentamientos procedentes de la región del Bósforo y del Cáucaso por su situación geográfica occidental, y por ello tiene niveles más bajos de mezcla de Asia occidental y Oriente Medio que Italia y el sur de la Península Balcánica, la mayoría de los cuales probablemente llegaron durante la época histórica y no la prehistórica, especialmente en el periodo romano. [5][6]

A excepción de Malta y de la isla italiana de Sicilia, Iberia presenta niveles de mezcla norteafricana más elevados que en el resto de Europa,[7] (según este estudio genético de 2007, se deduce que, considerando tanto algunos subhaplogrupos E-M78 como el haplogrupo E-M81, la contribución de los linajes norteafricanos a todo el acervo genético masculino de Iberia (excluyendo a los pasiegos), Italia continental y Sicilia puede estimarse en un 5,6%, 3,6% y 6. El archipiélago africano de las Islas Canarias muestra una mayor huella genética norteafricana, heredada de los guanches nativos del archipiélago[8]. Se encuentran diferencias genéticas significativas entre las distintas regiones de España, e incluso dentro de ellas, que pueden explicarse por la amplia divergencia de sus trayectorias históricas y por los límites geográficos internos de España. La región vasca es la que menos ascendencia mediterránea oriental y norteafricana tiene en Iberia. La influencia africana alcanza su punto máximo en las regiones del sur y del oeste de la península, y disminuye considerablemente en el noreste (Cataluña y Aragón) y en la región vasca[9][10][11].

LEER  Variantes de la marcha

Antonio banderas

Los afroespañoles son ciudadanos españoles de ascendencia africana subsahariana. El término incluye a los españoles de ascendencia afrocaribeña y afroamericana, pero a veces excluye a los españoles de ascendencia afrolatina. Casi siempre excluye a los españoles de raíces norteafricanas, pero la exclusión del término varía y a veces se incluyen[1][2] El número concreto de españoles de origen subsahariano se desconoce debido a que el gobierno español no recoge datos sobre etnicidad o autoidentificación racial[3][4].

Actualmente hay 1.301.296 personas residentes en España que han nacido en países del continente africano, excluyendo los 1.802.810 nacidos en Ceuta, Melilla y Canarias que son territorios españoles situados geográficamente en África.

De ellos, 294.343 son ciudadanos españoles y 1.006.953 son residentes extranjeros. La gran mayoría de ellos son originarios de Marruecos. Hay 934.046 residentes nacidos en Marruecos en España, de los cuales 223.590 son españoles y 710.457 son residentes extranjeros. Sin embargo, al ser los marroquíes norteafricanos, no se les suele considerar como afroespañoles a no ser que sean marroquíes negros, o que tengan rasgos físicos visibles normalmente asociados a los pueblos negros. Por tanto, los residentes afrodescendientes no marroquíes en España son 367.250, de los cuales 70.753 son ciudadanos españoles y 296.497 son residentes extranjeros[5][6].

La población de españa

EN EL MOMENTO en que la frase de mi amigo salió de su boca, se arrepintió al instante. Hubo una breve pausa en la conversación mientras me miraba con los ojos muy abiertos y las mejillas repentinamente sonrosadas.

Sabía lo que iba a ocurrir a continuación. Ya había dado muchas vueltas a esa manzana. Era ese momento incómodo en el que alguien que puede o no haber olvidado mi presencia hace un comentario sobre los negros.

LEER  Uñas pintadas de negro

Cambia el país y cambia el idioma de la conversación, pero el formato de estas situaciones incómodas sigue siendo el mismo. Mi amigo español, claramente avergonzado, se disculpó, me dijo que no quería decir lo que había dicho de forma negativa y que, por supuesto, no tenía problemas con los negros. Después de todo, éramos amigos, añadió como si eso fuera prueba suficiente de su mundo supuestamente libre de prejuicios. Obviamente, la conversación no fue lo suficientemente incómoda para él.

Le aseguré que no me había ofendido y que sabía que no tenía malas intenciones. Cuando la situación se disipó para alivio de todos los presentes, entablamos una sincera conversación sobre la raza y la diversidad en España.

Fernando ii de aragón

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Españoles» – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (febrero de 2016) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los españoles,[a] o el pueblo español, son un grupo étnico de habla predominantemente románica originario de España. [28] [29] Dentro de España, hay una serie de identidades étnicas nacionales y regionales que reflejan la compleja historia del país, sus diversos pueblos autóctonos, diversos grados y fuentes de mezcla de conquistadores y migrantes extranjeros históricos, culturas, incluyendo una serie de lenguas diferentes, tanto indígenas como descendientes lingüísticos locales de la lengua latina impuesta por los romanos, de los cuales el español es ahora la lengua mayoritaria y la única que es oficial en todo el país.

LEER  ¿cuál es la importancia de los hijos en la familia?

Entre las lenguas regionales más habladas se encuentran, sobre todo, la única lengua indígena que sobrevive en Iberia, el euskera (una lengua paleohispánica), así como otras lenguas románicas de ascendencia latina como el propio español, entre las que destacan el catalán y el gallego. Muchas poblaciones fuera de España tienen antepasados que emigraron de España y comparten elementos de la cultura hispánica. Los más notables son los de la América hispana en el hemisferio occidental.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos