¿cómo preguntar por la identidad de género?

lgbtq+ explicado: orientación sexual e identidad de género

Al rellenar los formularios, las personas LGBTQ2S+ se ven a menudo obligadas a elegir entre opciones limitadas que no incluyen sus identidades. Esta falta de opciones es invalidante y hace imposible que los encuestadores recojan datos precisos.

Recoger información demográfica de forma que incluya todas las identidades es un paso positivo para cualquier organización hacia una mayor precisión y equidad. Esta guía ofrecerá algunas formas específicas de preguntar sobre el género y la sexualidad de manera respetuosa e inclusiva. Las definiciones de todos los términos de las listas de la encuesta se pueden encontrar en nuestra página de «definiciones».

Sólo pregunte sobre sexo, género o sexualidad cuando sea necesario. Si debes preguntar, explica brevemente a los participantes por qué se recogen los datos, cómo se utilizarán y cómo se protegerán. La información sobre la identidad se utiliza habitualmente para dirigirse a las personas LGBTQ2S+, así que asegúrate de que saben que no se utilizará con fines discriminatorios. Todas las preguntas relacionadas con el sexo, el género o la sexualidad deben ser opcionales.

conceptos básicos sobre transexualidad – proyecto de identidad de género (gip)

Si intentas llegar a un público más diverso que incluya a personas LGBTQ+ (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, queer + otras minorías sexuales y de género), querrás hacer un seguimiento de quiénes acuden y si tus esfuerzos han tenido algún efecto.

LEER  Diferencia de genero masculino y femenino

También es posible que hayas llevado a cabo un proyecto o servicio diseñado para atender a un género concreto. Por ejemplo, un taller para hombres mayores en la comunidad local, o una sección de cine para transexuales en un ciclo de cine LGBTQ+.

A medida que las cosas avanzan, las normas aceptadas para el lenguaje en torno a la sexualidad y el género pueden cambiar, pero lo mejor es dejar claro a tu público que estás abierto a los comentarios y que estás dispuesto a considerar nuevas ideas y hacer cambios.

El género y la sexualidad pueden ser muy claros para algunos, pero algunas personas prefieren no etiquetarse, o pueden preferir no revelar nada porque no se sienten cómodos respondiendo a las preguntas. Por ello, siempre es esencial permitir a los encuestados que se autodescriban y que opten por no responder a preguntas tan personales.

¿soy transgénero? y la pregunta clave que hay que hacerse

Para algunas personas, algo tan sencillo como rellenar un formulario puede ser una experiencia frustrante y degradante. A veces, algo tan pequeño como un campo de formulario mal diseñado puede recordar a alguien su experiencia de sentirse diferente, no bienvenido o incluso inválido.

En los últimos dos años, parte de mi trabajo ha consistido en decidir cómo construir una serie de formularios en los que hemos tenido que pensar muy cuidadosamente en las preguntas que hacemos y en cómo las hacemos. He investigado bastante sobre cómo redactar formularios respetuosos y éticos y he pensado en compartir lo que he aprendido.

¿Para qué utilizamos la información? ¿No recogerla supondría un problema? ¿Se sentirá la gente cómoda respondiendo? Si nos preguntamos por qué pedimos una determinada información a alguien y nadie puede responder, probablemente sea una buena señal de que no deberíamos pedirla. Este proceso de pensamiento también nos ayuda a explicar a nuestro usuario por qué estamos preguntando. Si podemos dar una buena explicación, es probable que estén más contentos de dar esa información.

LEER  ¿cómo se divide la diversidad de género?

me cuestiono mi género»: qué hacer

En todo el país, los legisladores conservadores están impulsando políticas que prohíben a las personas transgénero, que se identifican con un género diferente al que se les asignó al nacer, utilizar el baño que se ajusta a su identidad de género. Los funcionarios estatales dicen que estas leyes son necesarias para la seguridad pública, a pesar de que no hay pruebas de que dejar que las personas trans usen el baño correspondiente a su identidad de género cause problemas de seguridad pública.

Y recientemente, la administración de Trump revocó una guía, originalmente escrita por la administración de Obama, que decía a las escuelas financiadas por el gobierno federal que no discriminaran a los estudiantes trans y, lo más controvertido, que dejaran a los estudiantes trans usar el baño y los vestuarios que se correspondieran con su identidad de género. La administración de Trump argumentó efectivamente que si las personas trans están protegidas por la ley debe decidirse a nivel estatal, no federal.

En el fondo de la cuestión parece haber un desconocimiento generalizado de las cuestiones trans y de la identidad de género. Al fin y al cabo, hasta hace unos años, conceptos como la identidad y la expresión de género -y cómo afectan a los cientos de miles de estadounidenses que se identifican como transgénero, no conformes con el género, queer y no binarios- apenas si aparecían en la superficie de las noticias y el entretenimiento convencionales de manera significativa.

LEER  Donald trump homosexualidad

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos