¿cuáles son los generos de la sexualidad?

pangénero

A lo largo de la historia de la psicopatología (y de sus principales sistemas de clasificación) se han producido numerosas controversias y debates en relación con la orientación sexual y la identidad de género. Éstas aún se reflejan en las actuales reformulaciones de la disforia de género tanto en el Manual de Diagnóstico y Estadística como en la Clasificación Internacional de Enfermedades, y en las microagresiones más o menos sutiles que sufren los pacientes lesbianas, gays, bisexuales y trans en la atención de salud mental. El presente artículo revisa críticamente esta historia y las controversias actuales. Revela que este campo profundamente complejo contribuye (i) a la reflexión sobre el propio concepto de enfermedad mental; (ii) al enfoque en la angustia subjetiva y la experiencia centrada en la persona de la psicopatología; y (iii) al reconocimiento del estigma y la discriminación como variables intervinientes significativas. Por último, sostiene que la orientación sexual y la identidad de género se han considerado, en la historia del campo de la psicopatología, entre dos polos: la transgresión de género y la varianza/fluidez de género.

géneroqu

El género, el sexo y la sexualidad son conceptos bastante complicados, y definitivamente no son tan blancos o negros como algunos podrían pensar. Lo más importante es darse cuenta de que tu sexualidad o tu género no te definen. Eres tú, y eso es genial.

Para ayudarnos a entender en qué se diferencian estos conceptos y en qué se solapan, Trans Student Educational Resources, una organización estadounidense, ha elaborado un práctico gráfico llamado «El unicornio de género».

LEER  ¿qué es el género y sus tipos?

El unicornio de género está diseñado para ayudarnos a entender el género, el sexo y la atracción (a veces denominada «sexualidad»). Puedes ver que algunos de los conceptos tienen flechas al lado, y otros sólo tienen puntos. Esto se debe a que algunos conceptos se encuentran en un espectro o rango, mientras que otros son más fijos.

Si tuvieras que rellenar este gráfico, pondrías una «X» a lo largo de la flecha que consideres adecuada para ti, o una «X» en el círculo con el que te identificas. Rellenarlo puede ayudarte a tener una mejor idea de cómo te sientes con estas partes de ti mismo.

estilos de sexualidad

Se discute la neutralidad de este artículo. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Julio 2019) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La sexualidad de género es la forma en que el género y la sexualidad se ven a menudo como construcciones comparadas, por lo que el papel del género en la vida de un individuo se informa y tiene un impacto en las percepciones de los demás sobre su sexualidad.[1][2] Por ejemplo, tanto el género masculino como el femenino están sujetos a los supuestos de la heterosexualidad. Si un hombre se comportara de forma femenina, se dudaría de su heterosexualidad y se podría asumir que es gay.

Dos perspectivas teóricas principales dominan los debates sobre la sexualidad de género: la de una perspectiva evolutiva y la de una perspectiva sociocultural. Aunque estas dos suelen estar separadas, Eagly y Wood [3] creen que estas dos teorías podrían ser potencialmente reconciliables.

LEER  Dinamicas de igualdad de genero para adultos

Ambos términos, género y sexo, han sido históricamente intercambiables, pero no fue hasta finales de los años 60 y principios de los 70 cuando el término género comenzó a definirse de forma más exhaustiva y a difundirse en la literatura dentro del campo de la psicología[4] Aunque el término ha sufrido algunos cambios desde entonces, hoy en día representa la forma en que un individuo siente y expresa su género, normalmente a través de la masculinidad o la feminidad[4] A través de esta definición, el género se ha utilizado a menudo como una variable para estudiar la forma en que determinadas partes de las personas, (es decir, la propia sexualidad), pueden ser informadas en última instancia por el género. La investigación psicológica en este ámbito ha tendido a seguir estos tres modos de ver el género:

androginia

Asexual: Orientación sexual que se caracteriza generalmente por no sentir atracción sexual ni deseo de tener pareja. La asexualidad es distinta del celibato, que es la abstención deliberada de la actividad sexual. Algunas personas asexuales tienen relaciones sexuales. Hay muchas formas de ser asexual.

Cisgénero: Identidad de género, o desempeño de un papel de género, que la sociedad considera que coincide con el sexo asignado a la persona al nacer. El prefijo cis- significa «a este lado de» o «no a través de». Término utilizado para llamar la atención sobre el privilegio de las personas que no son transgénero.

Cross Dresser (CD): Palabra para describir a una persona que se viste, al menos parcialmente, como un miembro de un género distinto al de su sexo asignado; no tiene implicaciones de orientación sexual. Ha sustituido a «travesti».

LEER  El papa y la homosexualidad

Demisexual:La demisexualidad es una orientación sexual en la que alguien siente atracción sexual sólo por personas con las que tiene un vínculo emocional. La mayoría de los demisexuales sienten atracción sexual raramente en comparación con la población general, y algunos tienen poco o ningún interés en la actividad sexual. Se considera que los demisexuales se encuentran en el espectro asexual, lo que significa que están estrechamente alineados con la asexualidad.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos