¿cuántos géneros hay en la biologia?

ejemplos de género

En un reciente panel en el New Museum, el artista Jacob Ciocci definió la tecnología como «cualquier cosa que organice o desmonte la realidad», lo que provocó una reflexión: el género podría entenderse también como una especie de tecnología en sí misma.

La 3ª Bienal de Diseño de Estambul propone que el objetivo último del diseño es el rediseño de la especie. Bajo esta premisa, en una era en la que las moléculas hormonales se producen en laboratorios y las distinciones como «femenino» y «masculino» se están erosionando, el «hacker de género» puede verse como un innovador radical en el diseño continuo de lo humano. Las hormonas, independientemente de su origen, fluyen a través de nuestro torrente sanguíneo distribuyendo «mensajes químicos» -para tomar prestado un término utilizado por Paul Preciado en Testo Junkie (The Feminist Press, 2013)- al igual que las formas de las letras distribuyen las palabras a través de los cuerpos de texto.

Vinculando el pensamiento de Ciocci con el de Benestad, Façadomy invitó a siete diseñadores gráficos (Mylinh Trieu Nguyen, Andrew Sloat, Riley Hooker, Ely Kim, Nontsikelelo Mutiti, Ksenya Samaskaya y Lobregat Balaguer) -cada uno de los cuales ha llevado los límites de la palabra «d» a su propia práctica- a reflexionar sobre los siete géneros a través de la metáfora tipográfica. A continuación, cada definición de género -creada por Façadomy con Benestad- va seguida de la respuesta de cada diseñador.

LEER  Homosexualidad en méxico

cuántos sexos hay en 2019

Como genetista clínico, Paul James está acostumbrado a discutir algunos de los temas más delicados con sus pacientes. Pero a principios de 2010, se encontró con una conversación especialmente incómoda sobre el sexo.

Una mujer embarazada de 46 años había acudido a su clínica del Hospital Real de Melbourne (Australia) para conocer los resultados de una prueba de amniocentesis para detectar anomalías en los cromosomas de su bebé. El bebé estaba bien, pero las pruebas de seguimiento habían revelado algo sorprendente sobre la madre. Su cuerpo estaba formado por células de dos individuos, probablemente de embriones gemelos que se habían fusionado en el útero de su propia madre. Y había más. Un conjunto de células llevaba dos cromosomas X, el complemento que suele hacer que una persona sea femenina; el otro tenía un X y un Y. A mitad de su quinta década y embarazada de su tercer hijo, la mujer supo por primera vez que una gran parte de su cuerpo era cromosómicamente masculina. «Es un material de ciencia ficción para alguien que acaba de acudir a una amniocentesis», dice James.

el género es fluido

El sexo se define por la anatomía de un individuo. La mayoría de las personas pueden clasificarse como hombres o mujeres. Hay excepciones y casos límite, por supuesto, como las personas intersexuales, por ejemplo.

El género es una construcción social. Por tanto, no es el papel de un biólogo, sino el de un sociólogo, abordar los detalles del concepto de género. Por lo tanto, no estoy capacitado para discutir estos puntos, sino que me limitaré a decir unas palabras introductorias.

LEER  Problemas de identidad sexual

El género puede referirse a un papel social basado en el sexo de la persona (rol de género) o a la identificación personal del propio género basada en la apreciación personal (identidad de género). Los dos géneros más comunes son el masculino y el femenino, que reciben el nombre de su equivalente sexual. Sin embargo, existen otros tipos de géneros. Por cierto, hay que asegurarse de evitar la confusión entre género y orientación sexual. También es importante distinguir entre «rol de género e «identidad de género»

Ten en cuenta que, en biología, como no se trata de la construcción social del género, a veces tendemos a utilizar el término «género» como sinónimo de «sexo». Utilizar el término género en lugar de sexo también tiene la ventaja en biología de evitar la confusión entre ‘sexo’, ‘reproducción sexual’ y ‘órgano sexual’. A continuación utilizaré los términos «sexo» y «género» tal y como los definen los sociólogos.

género masculino y femenino

Ya sea nadando, corriendo, remando, saltando o lanzando, 10.500 atletas de 206 países se empeñarán en incendiar el mundo del deporte en los Juegos Olímpicos de Río del 5 al 21 de agosto. Sin embargo, estos Juegos podrían verse empañados por las disputas sobre el sexo de las competidoras cuyos hombros son un poco más grandes o cuyas caderas son un poco más estrechas… A lo largo de la historia de los Juegos, ha habido una larga lista de deportistas cuya apariencia física está en desacuerdo con los cánones estándar de la feminidad. Pero, ¿qué es lo que constituye una «verdadera» mujer en términos biológicos? La simple fórmula genética «XX» con sus dos cromosomas X es sólo una parte de la historia.

LEER  ¿cómo enseñar el género masculino y femenino?

Después de luchar con esta espinosa cuestión durante muchos años, los organismos rectores del deporte, convencidos de que ninguna de las pruebas de feminidad (examen ginecológico, cribado de determinados genes, etc.) realizadas desde los años sesenta ha sido eficaz, decidieron en el año 2000 poner fin sencillamente a esos controles. Pero la verificación del sexo no terminó del todo, ya que el Comité Olímpico Internacional (COI) conserva el derecho de insistir en las pruebas hormonales en caso de «duda visual». Si esas pruebas revelan una secreción excesiva de andrógenos (hormonas masculinas), sobre todo de testosterona (que hace que aparezcan rasgos masculinos), la atleta en cuestión debe tomar medidas correctoras, mediante una terapia hormonal, por ejemplo, para poder alinearse con otras competidoras.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos