Homosexualidad causas geneticas

Dr. umar johnson: ninguna comunidad africana se ha legitimado

La relación entre la biología y la orientación sexual es objeto de investigación. Aunque los científicos desconocen la causa exacta de la orientación sexual, teorizan que está causada por una compleja interacción de influencias genéticas, hormonales y ambientales[1][2][3] Las hipótesis sobre el impacto del entorno social postnatal en la orientación sexual, sin embargo, son débiles, especialmente en el caso de los varones[4].

Los científicos se inclinan por las teorías biológicas para explicar las causas de la orientación sexual[1]. Estos factores, que pueden estar relacionados con el desarrollo de una orientación sexual, incluyen los genes, el entorno uterino temprano (como las hormonas prenatales) y la estructura cerebral.

La influencia de las hormonas en el feto en desarrollo ha sido la hipótesis causal más influyente del desarrollo de la orientación sexual[5][6] En términos sencillos, el cerebro fetal en desarrollo comienza en un estado típico «femenino». La presencia del cromosoma Y en los varones impulsa el desarrollo de los testículos, que liberan testosterona, la principal hormona activadora del receptor de andrógenos, para masculinizar el feto y el cerebro fetal. Este efecto de masculinización empuja a los varones hacia las estructuras cerebrales típicas de los hombres y, en la mayoría de los casos, hacia la atracción por las mujeres. Se ha planteado la hipótesis de que los hombres homosexuales pueden haber estado expuestos a poca testosterona en regiones clave del cerebro, o haber tenido diferentes niveles de receptividad a sus efectos masculinizantes, o haber experimentado fluctuaciones en momentos críticos. En las mujeres, se plantea la hipótesis de que los niveles elevados de exposición a la testosterona en regiones clave pueden aumentar la probabilidad de atracción por el mismo sexo[5]. En apoyo de esto están los estudios de la proporción de dedos de la mano derecha, que es un marcador sólido de la exposición prenatal a la testosterona. Las lesbianas, por término medio, tienen una proporción de dedos significativamente más masculina, un hallazgo que se ha reproducido en numerosas ocasiones en estudios transculturales[7]. Aunque los efectos directos son difíciles de medir por razones éticas, los experimentos con animales en los que los científicos manipulan la exposición a las hormonas sexuales durante la gestación también pueden inducir un comportamiento típico de los machos y la monta de por vida en las hembras, y un comportamiento típico de las hembras en los machos[5][7][6][8].

LEER  Homosexualidad en las carceles

Por qué el argumento de «haber nacido así» no hace avanzar a lgbt

Bill Sullivan no trabaja, asesora, posee acciones o recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

En todas las culturas, entre el 2% y el 10% de las personas declaran tener relaciones con personas del mismo sexo. En Estados Unidos, entre el 1% y el 2,2% de las mujeres y los hombres, respectivamente, se identifican como homosexuales. A pesar de estas cifras, muchas personas siguen considerando el comportamiento homosexual como una opción anómala. Sin embargo, los biólogos han documentado el comportamiento homosexual en más de 450 especies, argumentando que el comportamiento del mismo sexo no es una elección anómala, y de hecho puede desempeñar un papel vital dentro de las poblaciones.

En un número de 2019 de la revista Science, la genetista Andrea Ganna, del Instituto Broad del MIT y de Harvard, y sus colegas, describieron el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre los genes asociados al comportamiento del mismo sexo. Al analizar el ADN de casi medio millón de personas de Estados Unidos y el Reino Unido, concluyeron que los genes representan entre el 8% y el 25% del comportamiento del mismo sexo.

¿por qué evoluciona la homosexualidad?

Los estudios primarios publicados no son pruebas concluyentes de ninguna relación. Los estudios de vinculación cromosómica de la orientación sexual han indicado la presencia de múltiples factores genéticos que contribuyen en todo el genoma. EnDean Hamer y sus colegas publicaron los resultados de un análisis de ligamiento de una muestra de 76 hermanos homosexuales y sus familias. Los hermanos homosexuales que mostraban este pedigrí materno fueron sometidos a pruebas de vinculación con el cromosoma X, utilizando veintidós marcadores en el cromosoma X para comprobar la existencia de alelos similares. En la muestra completa no encontraron vinculación con Xq También se detectó una vinculación significativa en la región pericentromérica del cromosoma 8, que se solapaba con una de las regiones detectadas en el estudio genómico anterior del laboratorio Hamer. Examen (elaboraciones)Los autores concluyeron que «nuestros resultados, tomados en contexto con trabajos anteriores, sugieren que la variación genética en cada una de estas regiones contribuye al desarrollo del importante rasgo psicológico de la orientación sexual masculina». La orientación sexual femenina no parece estar vinculada a Xq28, [25] [30] aunque sí parece ser moderadamente heredable. En una población de estudio compuesta por más de participantes, Ellis et al. también descubrieron que las proporciones «inusualmente altas» de la causa genética de la homosexualidad masculina y femenina eran Rh negativas en comparación con las heterosexuales.

LEER  ¿cómo calcular brecha de género?

¿ser gay es genético? – dr. christopher yuan

La relación entre la biología y la orientación sexual es objeto de investigación. Aunque los científicos desconocen la causa exacta de la orientación sexual, teorizan que está causada por una compleja interacción de influencias genéticas, hormonales y ambientales[1][2][3] Las hipótesis sobre el impacto del entorno social postnatal en la orientación sexual, sin embargo, son débiles, especialmente en el caso de los hombres[4].

Los científicos se inclinan por las teorías biológicas para explicar las causas de la orientación sexual[1]. Estos factores, que pueden estar relacionados con el desarrollo de una orientación sexual, incluyen los genes, el entorno uterino temprano (como las hormonas prenatales) y la estructura cerebral.

La influencia de las hormonas en el feto en desarrollo ha sido la hipótesis causal más influyente del desarrollo de la orientación sexual[5][6] En términos sencillos, el cerebro fetal en desarrollo comienza en un estado típico «femenino». La presencia del cromosoma Y en los varones impulsa el desarrollo de los testículos, que liberan testosterona, la principal hormona activadora del receptor de andrógenos, para masculinizar el feto y el cerebro fetal. Este efecto de masculinización empuja a los varones hacia las estructuras cerebrales típicas de los hombres y, en la mayoría de los casos, hacia la atracción por las mujeres. Se ha planteado la hipótesis de que los hombres homosexuales pueden haber estado expuestos a poca testosterona en regiones clave del cerebro, o haber tenido diferentes niveles de receptividad a sus efectos masculinizantes, o haber experimentado fluctuaciones en momentos críticos. En las mujeres, se plantea la hipótesis de que los niveles elevados de exposición a la testosterona en regiones clave pueden aumentar la probabilidad de atracción por el mismo sexo[5]. En apoyo de esto están los estudios de la proporción de dedos de la mano derecha, que es un marcador sólido de la exposición prenatal a la testosterona. Las lesbianas, por término medio, tienen una proporción de dedos significativamente más masculina, un hallazgo que se ha reproducido en numerosas ocasiones en estudios transculturales[7]. Aunque los efectos directos son difíciles de medir por razones éticas, los experimentos con animales en los que los científicos manipulan la exposición a las hormonas sexuales durante la gestación también pueden inducir un comportamiento típico de los machos y la monta de por vida en las hembras, y un comportamiento típico de las hembras en los machos[5][7][6][8].

LEER  Homosexualidad causas psicologicas

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos