La soga homosexualidad

cuerda

Empezar una película con la toma más larga siempre ha sido un distintivo de espectáculo de autor, así como un recurso para llevar al público de la mano a la fase inicial de la historia. El director de fotografía de Birdman, Lubezki, lo hizo con su ya famosa táctica de apertura de 17 minutos en Gravity. El escollo, muy a menudo, es que nada de lo que se hace después es capaz de superar este florecimiento de la escena. Es un paso en falso que Brian De Palma cometió ciertamente con Snake Eyes (1998), que se desvanece rápidamente, y que al menos hace una virtud de su valiente comienzo al referirse constantemente a él más tarde. Orson Welles, por su parte, se arremangó y se paseó por esta sucia policiaca mexicana-fronteriza con un muy imitado plano de grúa. Comienza con un toque literal de maldad, cuando vemos las manos de un criminal invisible colocar una bomba bajo el coche del alcalde, y luego acompañamos a este vehículo durante tres minutos de suspense. Welles era un genio con los planos de grúa -hay muchos en Ciudadano Kane y Los magníficos Amberson-, pero éste es su más vistoso y celebrado. El afán de los directores por superarse unos a otros en este departamento quedó ejemplificado 34 años después con el guiño inicial de El jugador, de Robert Altman, un riff autoconsciente de esta toma que retrocede hasta un aparcamiento de estudio, elige muchos de los mismos ángulos y triplica su duración.

¿es «la soga» de alfred hitchcock una película gay?

En un apartamento de Nueva York, Brandon Shaw y Philip Morgan estrangulan a su compañero David Kentley y lo meten en un cofre. Brandon es el asesino más atrevido y considera a David un inferior. Brandon está entusiasmado con la cena planeada con los padres de David, así como con Janet que quiere estar con David y Kenneth que quiere estar con Janet. Philip está mucho más indeciso y teme ser descubierto. Rupert Cadell (James Stewart) era el maestro de su escuela preparatoria y es la raíz de la idea de los hombres de cometer asesinatos.Las largas tomas y el flujo continuo de la película ofrecen una experiencia de visionado única. La película ofrece una experiencia de visionado única, ya que sitúa al espectador dentro de la fiesta. Stewart consigue que la tensión se desvanezca de vez en cuando. Creo que es necesario que haya una referencia visual constante a los asesinatos, ya sea la cuerda o el cofre. La tensión aumenta cada vez que esos elementos tienen tiempo en pantalla. Se comenta mucho el subtexto homosexual. Sería mucho más convincente si el subtexto saliera a la luz. Sin embargo, el código moral de la época no lo permitiría. Es un ejercicio fascinante de narración.

LEER  Dia del heterosexual

breve historia de la codificación queer en el cine | historia del cine

La soga es una película de 1948 dirigida por Alfred Hitchcock y protagonizada por James Stewart, John Dall y Farley Granger. Puede que no se clasifique necesariamente como cine negro, pero es innegable que está impregnada de una sensación de inquietud y fatalidad inevitable que es un sello de la época.

La película, que transcurre en tiempo real, se centra en dos estudiantes universitarios -Brandon (Dall) y Philip (Granger) que, sin más motivo que el de demostrar que pueden hacerlo, estrangulan a un compañero de clase y meten su cuerpo en un gran cofre de madera en su apartamento («Hemos matado por el peligro y por el gusto de matar», grazna Brandon tras el acto).

Pero eso no es todo. Esa misma noche, organizan una cena -con una lista de invitados que incluye a los padres del chico muerto- y utilizan el cofre (sin llave, eso sí) como centro de mesa para servir el menú de la noche. El resto de la película se desarrolla en la cena, mientras los padres del chico se preocupan cada vez más, el antiguo director de la escuela de Brandon y Philip (James Stewart) se vuelve cada vez más sospechoso y los dos asesinos se vuelven cada vez más desquiciados.

tráiler del armario de celuloide

En honor al mes del orgullo, he decidido echar un vistazo a una de las películas menos conocidas de Alfred Hitchcock: La soga. Esta película fue la primera en color del director y la primera protagonizada por su frecuente colaborador James Stewart. La soga es notable por varias razones: su truco de una sola toma, la premisa del «asesinato perfecto» y su trasfondo homosexual muy explícito. Hitchcock solía abordar en sus películas las expresiones tabú de género y sexualidad. Rebeca, Extraños en un tren, North by Northwest y Psicosis, entre otras, contienen personajes o subtramas codificados como sexualmente ilícitos para la época. Tanto La soga como Extraños en el tren son conocidas como las dos «películas gay» de Hitchcock, unidas por su estrella compartida Farley Granger y por tramas que pueden leerse fácilmente como metáforas de la homosexualidad masculina.

LEER  ¿qué representa el símbolo de género?

Basada en la obra de teatro Rope de Patrick Hamilton de 1929, la película comienza con el asesinato de David Kentley (Dick Hogan) a manos de sus dos amigos Brandon (John Dall) y Phillip (Granger). Después de asesinar a David por estrangulamiento, Brandon y Phillip meten el cadáver en un baúl y se preparan para una cena que organizan esa misma noche. Brandon tiene la macabra idea de servir la cena en el baúl para sus invitados, todos ellos amigos y familiares de David. Entre ellos se encuentra Rupert Cadell (Stewart), que en su día fue el jefe de estudios de los tres hombres en el colegio.  Tanto la obra de teatro como la película se basan en el caso real del asesinato de Leopold y Loeb, aunque la historia real es mucho más horrible. En la película, Brandon habla de la teoría del Ubermensch de Nietzsche. Los dos hombres aprendieron esta teoría de Rupert, pero la convirtieron en una práctica truculenta. Brandon y Phillip asesinan a David como muestra de su superioridad intelectual sobre la gente corriente y su cena es sólo un ejercicio para sus egos. Brandon se muestra como el instigador de este perfecto asesinato. A medida que avanza la película, Phillip se vuelve histérico y exagerado en contraste con el comportamiento tranquilo y sosegado de Brandon.

LEER  Porque la homosexualidad es mala

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos