Porque existe la homosexualidad

La homosexualidad: se trata de supervivencia, no de sexo | james o’keefe

Bill Sullivan no trabaja, asesora, posee acciones o recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de su nombramiento académico.

En todas las culturas, entre el 2% y el 10% de las personas declaran tener relaciones con personas del mismo sexo. En Estados Unidos, entre el 1% y el 2,2% de las mujeres y los hombres, respectivamente, se identifican como homosexuales. A pesar de estas cifras, muchas personas siguen considerando el comportamiento homosexual como una opción anómala. Sin embargo, los biólogos han documentado el comportamiento homosexual en más de 450 especies, argumentando que el comportamiento del mismo sexo no es una elección anómala, y de hecho puede desempeñar un papel vital dentro de las poblaciones.

En un número de 2019 de la revista Science, la genetista Andrea Ganna, del Instituto Broad del MIT y de Harvard, y sus colegas, describieron el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre los genes asociados al comportamiento del mismo sexo. Al analizar el ADN de casi medio millón de personas de Estados Unidos y el Reino Unido, concluyeron que los genes representan entre el 8% y el 25% del comportamiento del mismo sexo.

La evolución de la homosexualidad: una nueva teoría | richard prum

En un artículo publicado ayer por mí y el profesor de la Universidad de Duke Brian Hare, proponemos que la sexualidad humana (incluida la homosexualidad) evolucionó como resultado de la evolución de una mayor sociabilidad en los humanos.

LEER  ¿qué es un hombre transgénero?

Basándonos en el comportamiento social de los primates (y otros mamíferos sociales), sostenemos que la reciente evolución cognitiva y conductual de nuestra especie fue impulsada por la selección natural que favoreció los rasgos que permitían una mejor integración social. Esto se llama prosocialidad.

Los primeros humanos que podían acceder rápida y fácilmente a los beneficios de la vida en grupo tenían una fuerte ventaja selectiva. Creemos que esto condujo a la evolución de toda una serie de rasgos, como la reducción de la agresión, el aumento de la comunicación, la comprensión, el juego social y la afiliación.

Especies como el bonobo, que evolucionaron para una alta prosocialidad, evolucionaron para utilizar el comportamiento sexual en muchos contextos sociales. Esto se traduce en un aumento del sexo en general, una mayor diversidad en los contextos del sexo y un aumento del sexo gay.

Creemos que algo similar ocurrió en la evolución humana reciente. El sexo y la atracción gay pueden haber evolucionado porque los individuos con cierto grado de atracción por el mismo sexo se beneficiaron de una mayor movilidad social, integración y vínculos sociales más fuertes entre personas del mismo sexo.

¿por qué evoluciona la homosexualidad?

En 1913, George Levick, un explorador, viajó a la Antártida. Allí encontró algo tan terrible que pidió que no se publicaran sus hallazgos. En caso de que la correspondencia se filtrara o fuera interceptada, tomó la precaución adicional de escribir las secciones clave en griego antiguo: no eran cartas para ser leídas por las órdenes inferiores.

Pero había visto algo en su viaje al fondo del mundo que le hizo cuestionar esa apreciación. «Parece», escribió con palpable conmoción, «que no hay crimen demasiado bajo para estos pingüinos». Los pingüinos de Levick, como ven, eran homosexuales.

LEER  Dia de la diversidad sexual

Hoy en día, los homosexuales, aviares o no, lo tienen más fácil. Aunque hayamos aceptado que la atracción por el mismo sexo es natural, hay una pregunta mucho más difícil: ¿por qué es natural?

Sabemos que la homosexualidad es, al menos en parte, genética. Los estudios demuestran, por ejemplo, que los gemelos idénticos tienen más probabilidades de ser ambos homosexuales que los no idénticos. Por tanto, se transmite por evolución. Esto es un problema, sobre todo en el caso de los hombres, a quienes, por razones obvias, les resulta más difícil fingir su interés por el sexo.

Lo que la biblia dice sobre la homosexualidad | kristin saylor & jim

La homosexualidad masculina no tiene mucho sentido desde el punto de vista evolutivo. Parece que el rasgo es heredable, pero como los hombres homosexuales tienen muchas menos probabilidades de tener descendencia que los heterosexuales, ¿no deberían haberse extinguido los genes de este rasgo hace mucho tiempo? ¿Qué valor podría tener esta orientación sexual, que ha persistido durante eones incluso sin ninguna ventaja reproductiva discernible?

Una posible explicación es lo que los psicólogos evolutivos llaman la «hipótesis de la selección de parentesco». Lo que significa es que la homosexualidad puede transmitir un beneficio indirecto al mejorar las perspectivas de supervivencia de los parientes cercanos. En concreto, la teoría sostiene que los hombres homosexuales podrían mejorar sus propias perspectivas genéticas siendo «ayudantes en el nido». Al actuar de forma altruista con sus sobrinos, los hombres homosexuales perpetuarían los genes de la familia, incluidos algunos de los suyos propios.

LEER  ¿qué representa el símbolo de género?

Dos psicólogos evolutivos, Paul Vasey y Doug VanderLaan, de la Universidad de Lethbridge (Canadá), pusieron a prueba esta idea durante los últimos años en la isla de Samoa, en el Pacífico. Eligieron Samoa porque los varones que prefieren a los hombres como pareja sexual son ampliamente reconocidos y aceptados allí como una categoría de género distinta, llamada fa’afafine, ni hombre ni mujer. Los fa’afafine suelen ser afeminados y se sienten atraídos exclusivamente por hombres adultos como pareja sexual. Esta clara demarcación facilita la identificación de una muestra para el estudio.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos