Que es genero en biologia

Muxe

Lo notable de la diferenciación sexual es su diversidad. Que los machos sean el sexo heterogéneo, más grandes que las hembras, más agresivos que las hembras, y el modo de diferenciación sexual «no predeterminado» son conceptos que no son válidos en la mayor parte del reino animal. Los cromosomas sexuales sólo son característicos de los animales terrestres. En las aves, el sexo heterogámico es el femenino y los cromosomas sexuales no están relacionados con los de los mamíferos. Los factores externos, como la temperatura, determinan el sexo en los vertebrados inferiores, y no hay similitud entre los genes que determinan el sexo de las distintas especies. El origen somático de los genes determinantes del sexo y de los cromosomas sexuales nos obliga a preguntarnos: ¿cuáles son las otras funciones de estos genes? Debido a la obviedad de los cromosomas sexuales y las hormonas, puede que nos hayamos centrado demasiado poco en los efectos somáticos del sexo.

¿es el género biológico o social?

El género es el conjunto de características que pertenecen a la feminidad y la masculinidad y que las diferencian. Dependiendo del contexto, puede incluir las estructuras sociales basadas en el sexo (es decir, los roles de género) y la identidad de género[1][2][3] La mayoría de las culturas utilizan un género binario, con dos géneros (niños/hombres y niñas/mujeres);[4][5][6] los que existen fuera de estos grupos pueden caer bajo el término paraguas de no binario. Algunas sociedades tienen géneros específicos además de «hombre» y «mujer», como los hijras del sur de Asia; a menudo se les denomina tercer género (y cuarto género, etc.). La mayoría de los estudiosos coinciden en que el género es una característica central para la organización social[7].

LEER  Homosexualidad en españa en la actualidad

El sexólogo John Money suele considerarse el primero en introducir una distinción terminológica entre el sexo biológico y el «rol de género» (que, tal y como se definió originalmente, incluye los conceptos tanto de rol de género como de lo que posteriormente se conocería como identidad de género) en 1955[8][9], aunque Madison Bentley ya había definido en 1945 el género como el «anverso socializado del sexo»,[10][11] y el libro de Simone de Beauvoir de 1949 El segundo sexo se ha interpretado como el inicio de la distinción entre sexo y género en la teoría feminista[12][13].

Feminidad

El género es el conjunto de características que pertenecen a la feminidad y la masculinidad y que las diferencian. Dependiendo del contexto, puede incluir las estructuras sociales basadas en el sexo (es decir, los roles de género) y la identidad de género[1][2][3] La mayoría de las culturas utilizan un género binario, con dos géneros (niños/hombres y niñas/mujeres);[4][5][6] los que existen fuera de estos grupos pueden caer bajo el término paraguas de no binario. Algunas sociedades tienen géneros específicos además de «hombre» y «mujer», como los hijras del sur de Asia; a menudo se les denomina tercer género (y cuarto género, etc.). La mayoría de los estudiosos coinciden en que el género es una característica central para la organización social[7].

El sexólogo John Money suele considerarse el primero en introducir una distinción terminológica entre el sexo biológico y el «rol de género» (que, tal y como se definió originalmente, incluye los conceptos tanto de rol de género como de lo que posteriormente se conocería como identidad de género) en 1955[8][9], aunque Madison Bentley ya había definido en 1945 el género como el «anverso socializado del sexo»,[10][11] y el libro de Simone de Beauvoir de 1949 El segundo sexo se ha interpretado como el inicio de la distinción entre sexo y género en la teoría feminista[12][13].

LEER  Homosexualidad en la antigüedad

Androginia

«No es sólo blanco o negro» es un adagio que se oye tan a menudo que roza el tópico. Subraya las complejidades de la vida; allí donde existe una zona gris entre dos puntos extremos opuestos, nos pide que consideremos las diversas realidades y experiencias que hacen que la vida sea a la vez más interesante y más difícil de comprender.

Comprender esta complejidad es fundamental; las percepciones erróneas pueden afectar a la salud y las libertades civiles de quienes se salen de las normas sociales percibidas, afirma el Dr. Vilain. «La sociedad tiene puntos de vista categóricos sobre lo que debe definir el sexo y el género, pero la realidad biológica no está ahí para apoyarlo».

Incluso en el nivel físico más básico, existe un espectro entre lo masculino y lo femenino que a menudo pasa desapercibido y corre el riesgo de quedar oculto por el estigma. Entre sus muchas líneas de investigación, el Dr. Vilain estudia las diferencias y los trastornos del desarrollo sexual (DSD), un término general que engloba la variación genética y las diferencias de desarrollo de los individuos «intersexuales», es decir, aquellos cuyas características físicas no son completamente masculinas o femeninas, sino que se encuentran en un punto intermedio. Esto incluye variaciones genéticas en el complemento de los cromosomas sexuales – por ejemplo, una mezcla de cromosomas sexuales XX (femeninos) y XY (masculinos) en el mismo cuerpo, o un cromosoma sexual extra o ausente. Los DSD también incluyen variaciones en el desarrollo de los genitales o las gónadas. Los individuos pueden nacer con tejido gonadal tanto testicular como ovárico o con genitales ambiguos.

LEER  ¿cuáles son las características de la diversidad de género?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos